Pasión por los Negocios… De tormenta en tormenta

51
229

Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

De tormenta en tormenta

Después de la tempestad, viene otra más fuerte… Al menos ese parece ser el punto en que me vengo a encontrar las cosas en el entorno político de Sonora tras una pausa obligada que me tome por mis muy atrasadas y pospuestas vacaciones en familia.

El asunto es que este lunes 6 de agosto me topo con que el tiempo se congeló en Sonora y sigue vivo el tema de impulsar una serie de reformas a la Constitución Política del Estado de Sonora que al menos han resultado bastante polémicas, porque en su espíritu buscan acotar la capacidad de decisión que tiene el Poder Legislativo, que quizá usted no lo sepa, pero desde siempre ha tenido el mandato ciudadano de elaborar leyes, aprobar el presupuesto y adaptar el marco jurídico a la realidad, es decir de ellos depende que la Constitución permanezca vigente y que las leyes puedan reflejar el nuevo contexto social en que convivimos los mexicanos y en este caso los sonorenses en particular.

Dado que estas reformas consideran la posibilidad de conceder poderes de veto al Poder Ejecutivo sobre el Legislativo, sea este total, parcial o presupuestario, además de establecer una figura que es claramente anticonstiticional como es la “mayoría irrevocable”, que requiere del voto de 28 legisladores (ya no las 2 terceras partes) y además prevé que los funcionarios de puestos directivos del mismo Congreso del Estado sean propuestos por el titular del Poder Ejecutivo (en este caso la gobernadora Claudia Pavlovich) hace ver que estas iniciativas que presentó algún diputado del que a la fecha se desconoce su nombre, tengan una muy clara dedicatoria a lo que sobreviene con la integración de la 62 Legislatura.

Durante mi ausencia el Instituto Estatal Electoral tuvo a bien definir como terminará por integrarse esa Legislatura, al fallar sobre la integración de los diputados plurinominales, quedando 4 de ellos en manos del PRI, 3 en el PAN, 2 en Morena, uno en el PVEM, otro más en el Panal y uno más en el Movimiento Ciudadano, dando como resultado que a partir del 15 de septiembre próximo el Congreso del Estado tenga mayoría absoluta (dos terceras partes) para Morena que tiene exactamente 22 votos, los necesarios para modificar la Constitución y disponer de una aplanadora que lo mismo elabore o modifique leyes, que remueva a titulares de los llamados organismos autónomos del estado, lo que incluye a los actuales presidentes o directores del ISAF, ISTAI, CEDH, Comités Ciudadanos como el del Sistema Estatal Anticorrupción, el Fiscal General del Estado, los vicefiscales anticorrupción y contra delitos electorales y muchos más.

En pocas palabras resultado del mandato de las urnas, los diputados emanados de Morena, el PT y el PES, tienen mayoría calificada, mientras que el PRI y el PAN, quienes en anteriores legislaturas dominaron el Congreso de Sonora, quedaron arrinconados, sin capacidad alguna de influir en el sentido de las votaciones y en base a ese criterio ahora lo que buscan es aprobar una serie de reformas a la Constitución y a la Ley Orgánica del Congreso, que le amarre las manos a la siguiente y sucesivas legislaturas.

En síntesis no se trata solo del poder de veto del ejecutivo, aunque este asunto sí forma parte sustancial de la discusión, sino de una serie de candados que buscan con claridad impedir que avance una agenda ciudadana con visión libertaria, en donde algunos de los temores de las “buenas conciencias” comienzan a aparecer, pues se argumenta que Morena al tener mayoría legalizaría el aborto en Sonora, los matrimonios igualitarios, la adopción homoparental, el consumo lúdico de la mariguana y otras drogas, entre otros asuntos, que los ponen muy nerviosos, lejos del entendimiento de que nuestra sociedad ya evolucionó y que son precisamente las nuevas generaciones las que decidieron borrar décadas de control bipartidista del PRI y el PAN, entregando el mandato a una fuerza política emergente como es Morena.

El detalle es que los diputados que integrarán la 62 legislatura tienen mandato ciudadano, la gente votó mayoritariamente por ellos y eso les confiere la obligación de legislar en función de los intereses de los sonorenses a partir de que se constituyan como tal. A lo que me refiero es a que tanto derecho tienen los actuales diputados que componen la 61 Legislatura a diseñar leyes y votarlas como los que les seguirán, con la salvedad de que ese tipo de cosas no se logran armando un partido de futbol y después arrebatando el balón para que los que siguen no puedan cumplir con su empeño, pues se corre el riesgo de que después les paguen con la misma moneda.

Me llamó por supuesto la atención la estrategia que corre en paralelo con el secretismo inicial en que se ha movido la sesión prevista para el 8 de agosto y que se convocará este martes 7, y es que aunque no lo admiten así, los diputados preparan el terreno para aprobar dicho paquete de reformas recurriendo al respaldo de organizaciones empresariales, o bien a la voz de las cabezas de organismos públicos desconcentrados como el ISTAI o la CEDH, e incluso a la opinión mucho más técnica y centrada (y de mayor credibilidad) del presidente del Supremo Tribunal de Justicia, Francisco Gutiérrez Rodríguez.

Al final no me atrevo a poner un pronóstico de lo que ocurrirá este miércoles, no se en pocas palabras si se aprobarán los cambios a la constitución, y más allá del sentido del voto de 2 legisladores del PAN y uno del Movimiento Ciudadano, me queda claro que el PRI votará en bloque a favor, y que para lograr estas reformas necesita del apoyo de otros 7 diputados.

Me dicen algunas fuentes dentro del Poder Legislativo, que ya hay consenso y que los diputados encabezados por Luis Serrato Castell, en particular Moisés Gómez Reyna, Angélica Payán, Armando Gutiérrez, Javier Dagnino, Carlos Fu, Ramón Díaz Nieblas (alcalde electo de Huatabampo) y Lisette López Godinez, se unirán con las llamadas “llantas ponchadas” Carolina lara y Manuel Villegas Rodríguez y votarán con el PRI, lo que le daría 24 votos a las reformas, suficientes para que estás pasen y se conviertan en Ley.

Ahora lo que pueda suceder después, con una controversia constitucional o cosas peores, no quiero ni verlo, ni pensarlo en este momento.

Veamos que ocurre de aquí al miércoles.

Correspondencia a demiandu1@me.com

51 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here