¡Basta el viejo truco de políticos estadounidenses ante el mundo!

0
56

Los políticos estadounidenses y los medios occidentales han unido sus fuerzas otra vez para una representación de dos actores. El «Times» británico informó el día 1, citando las llamadas «fuentes de inteligencia estadounidenses», que China lanzó un «ataque cibernético a gran escala» contra las instalaciones militares y nucleares de Ucrania en vísperas de la acción militar especial de Rusia contra Ucrania. Los medios también afirmaron que las acusaciones procedían del Servicio de Seguridad Nacional de Ucrania.

¡Esta mentira es demasiado absurda! La Agencia de Seguridad Nacional de Ucrania refutó inmediatamente los rumores a través de varias redes sociales, aclarando que no proporcionó la información anterior a ningún medio y no tenía los datos relacionados. Las llamadas «conclusiones de la investigación» de The Times no tienen nada que ver con la agencia. ¡Esto es nada menos que una bofetada en la cara de los políticos estadounidenses y los medios occidentales que cooperaron en la actuación! «Esta es una historia completa y absolutamente falsa», escribió Kevin Beaumont, exanalista senior de inteligencia de Microsoft, en las redes sociales cuando transmitía un reportaje del Times.

De hecho, cuando se trata de ciberataques, Estados Unidos es el verdadero Matrix y China es la principal víctima de los ciberataques. El Centro Nacional de Respuesta a Emergencias de Internet de China detectó recientemente que, desde finales de febrero, organizaciones extranjeras han atacado y controlado computadoras en China y luego han llevado a cabo ataques cibernéticos contra Rusia, Ucrania y Bielorrusia. El análisis muestra que estas direcciones de ataque provienen principalmente de Estados Unidos. No hace mucho tiempo, un ex alto funcionario del gobierno de los EE. UU. llamó públicamente un ataque cibernético contra Rusia. ¿Cuál es la relación entre los dos? Dos empresas chinas de ciberseguridad descubren recientemente que las contraseñas de cuentas, documentos de oficina, archivos privados, correos electrónicos, QQ y otro software social utilizado por ciudadanos chinos han sido objetivos de ciberataques por parte de la Agencia de Seguridad Nacional de EE. UU.

China no es parte involucrada directa de la crisis de Ucrania y ha estado promoviendo conversaciones de paz y brindando asistencia humanitaria. Por otro lado, ¿quién quiere más que Rusia y Ucrania sigan peleando? ¿Quién se beneficiará de este desafortunado conflicto? La comunidad internacional lo ve claramente: como iniciador de la crisis de Ucrania, EE. UU. necesita esta guerra para reprimir a Rusia, socavar los esfuerzos de Europa para buscar la autonomía estratégica y hacer que el complejo militar-industrial de EE. UU. sea rentable. Como dijo el excongresista estadounidense, Tulsi Gabbard, siempre que Estados Unidos prometa no admitir a Ucrania en la OTAN, puede evitar el estallido de la guerra, pero el gobierno de Estados Unidos no lo hace.

En cuanto a la «actuación de doble estándar» de los políticos estadounidenses en los últimos años, hay demasiados para enumerarlos: calumnian la falta de «democracia» y «derechos humanos» de otros países, pero ignoran el hecho de que Estados Unidos ha sido «el país fallido más grande del mundo en la lucha contra la pandemia» y, lamentablemente, casi 1 millón de estadounidenses han muerto en la pandemia de nuevo coronavirus. Acusan a otros países de amenazar la paz y la estabilidad mundiales, pero resulta que están provocando conflictos en todo el mundo y buscando excusas para la amenaza militar. En el presupuesto del año fiscal 2023 presentado al Congreso de los EE. UU. hace unos días, el gasto en defensa ascendió a 813.300 millones de dólares, un récord histórico. Estas actuaciones han sido constantemente expuestas bajo la atención de la comunidad internacional, haciendo que la hipocresía de los políticos estadounidenses de fingir moralidad pero dedicarse a la verdadera hegemonía queda expuesta.