«Es una señora de 92 años, y ya dije, la peste funesta es la corrupción, no un adulto mayor, que merece todo mi respeto, independientemente de quién sea su hijo».

El presidente Andrés Manuel López Obrador habló este lunes sobre María Consuelo Loera Pérez, madre de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, quien ha solicitado su ayuda para visitar a su hijo, quien se encuentra en un penal de máxima seguridad en Estados Unidos.

«Las madres tienen amor especial y sublime por los hijos. (Me dijo) que no lo ha visto en cinco años y que no se quiere morir sin verlo, y me pide que la ayude en gestiones para que el Gobierno estadounidense le permita viajar para ver a su hijo, y voy a hacer el trámite«, comentó.

Agregó que la decisión dependerá del Gobierno y la embajada estadounidense, pero consideró que debería permitírsele a la señora este permiso por razones humanitarias. 

Al ser cuestionado sobre si dio la mano a Loera Pérez, ante la contingencia sanitaria y las medidas de sana distancia por la epidemia de COVID-19, el mandatario federal dijo que sí lo hizo.

Explicó que el domingo acudió a Badiraguato a supervisar la construcción de un camino y en el tramo al que acudió, en un poblado llamado La Tuna, vive la madre de Guzmán Loera.

«Me dijeron que estaba ahí, que quería saludarme. Me bajé de la camioneta y la saludé. Es una señora de 92 años, y ya dije, la peste funesta es la corrupción, no un adulto mayor, que merece todo mi respeto, independientemente de quién sea su hijo.

A veces le tengo que dar la mano, porque es mi trabajo, a delincuentes de cuello blanco, que ni siquiera han perdido su respetabilidad. Entonces, ¿cómo no se la voy a dar a una señora? ¿Cómo la voy a dejar con la mano tendida?», contó.

Fuente: El Financiero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here