Intereses extranjeros financian a ONGS y medios en México para que se opongan a los proyectos de la 4T

0
452

Se oponen a la construcción del Tren Maya, la Refinería de 2 Bocas y la rehabilitación de la red de refinerías en todo el país.


El gobierno federal señaló a organizaciones de la llamada “sociedad civil” e incluso medios de comunicación de estar recibiendo financiamiento de instituciones y organizaciones extranjeras para oponerse a los proyectos de infraestructura que emprende la actual administración.


Durante la rueda de prensa de este viernes, realizada en Reynosa Tamaulipas, el presidente Andrés Manuel López Obrador acotó qué hay varios millones de dólares en financiamiento que llegan de fundaciones del exterior a fin de financiar a grupos que se oponen a la construcción del Tren Maya, la Refinería de 2 Bocas y la rehabilitación de la red de refinerías en todo el país.


“Hace poco me llegó una información, que hasta la quiero compartir porque aprovecho para informar a la gente, porque todo esto es pedagógico, es educativo. Me llega una información de todas las organizaciones supuestamente independientes, no gubernamentales, de la llamada sociedad civil, que reciben dinero, algunas hasta del extranjero, para oponerse a la construcción del Tren Maya”, anotó.


López Obrador pidió a las llamadas organizaciones no gubernamentales y al medio “Animal Político”, aclarar si reciben dinero del exterior, pues consideró que se han venido disfrazando de defensores del medio ambiente y de defensores de los derechos humanos a cambio de dinero.


“Al final es un asunto de lucha de poder en lo económico y en lo político”, recalcó para cuestionar a quienes se oponen a que se rehabiliten las refinerías y que se procese el petróleo en territorio nacional.


“Hay debate y mucha politiquería porque algunos han agarrado de bandera el que se contamina con la refinería. Ayer se demostró de que no es así, se dio un informe técnico que las emisiones de gases a la atmósfera están abajo de la norma establecida. Pero hay algunos que plantean eso, el cierre de la refinería. Pues me da mala espina”, anotó.


El jefe del ejecutivo federal señaló que existen muchos intereses de por medio, pues los anteriores gobiernos lo que quería eran vender las empresas estratégicas del estado, como es Pemex y la propia Comisión Federal de Electricidad.


“Pero a ver, si cerramos una refinería nos sometemos a seguir comprando las gasolinas en el extranjero. ¿Eso es lo que quieren?, ¿que se siga con la misma política de vender petróleo crudo para comprar gasolinas?, ¿Así lo hacen en Estados Unidos?”, cuestionó.


El mismo López Obrador se respondió y dijo que la respuesta es negativa, en Estados Unidos el gobierno y las empresas procesan su materia prima, mientras que en México hacía 40 años que no se construía ese tipo de infraestructura.


“Porque esa era la política impuesta por los empleados de los grupos de poder económico, así que les comento a los opositores de la refinería de Cadereyta: ¿por qué no se opusieron cuando Pemex compró dos plantas chatarras para supuestamente producir fertilizantes, dos plantas chatarra en más de mil millones de dólares? Por negocio, arriba.

¿Hubo alguna protesta de estos grupos?, ¿dónde estaban en ese entonces?”.


López Obrador recalcó: “Estamos invirtiendo cuatro mil millones de pesos en esa refinería para modernizarla, producir gasolinas, diésel y reducir aún más la emisión de gases contaminantes; es decir, en esos cuatro mil millones va el que se estén renovando las plantas para que no haya ninguna… nada de contaminación”.


“Por norma y por convicciones. Nosotros no vamos a destruir el territorio, no vamos a afectar el medio ambiente, pero en todo esto siempre hay intereses detrás”, apuntó.


Quién y cuanto recibe de organizaciones del exterior
El presidente López Obrador pidió a los implicado en el financiamiento de recursos del exterior que aclaren el punto, pues se han opuesto de manera sistemática a los proyectos del gobierno federal, sin embargo consideró que lo hacen para apoyar intereses del exterior que buscan ejercer control económico sobre México, pues son organizaciones con interés en industrias estratégicas como la electrónica, la de alimentos, la energética y el tema político, como es el caso del Departamento de Estados Unidos.


Respecto a las organizaciones y medios que reciben financiamiento del exterior, el vocero de Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas detalló lo siguiente:


Son fundaciones extranjeras que financian a organizaciones no gubernamentales, como Mexicanos Contra la Corrupción, como el Consejo Indígena de Xpujil, como el Consejo de Silvicultura Sustentable y las fundaciones que reciben estos fondos, bueno, que dan estos fondos para quienes se oponen al Tren Maya, son la Fundación Kellogg, la Fundación Ford, Climate Works; la NED, que es la fundación por la democracia, una fundación estadounidense que depende del Departamento de Estado de los Estados Unidos y la Fundación Rockefeller.


Agregó que en el caso de la Fundación Kellogg, por ejemplo, al Consejo Mexicano Sustentable le da fondos por 350 mil dólares; la Fundación Ford, por tres millones 575 mil dólares; Climate Works, tres millones 800 mil dólares, sólo para la organización Centro Civil Mexicano para la Silvicultura Sustentable.


Indicó que además Diálogos y Movimiento, recibe de la Fundación Kellogg, un millón 503 mil dólares; luego, la Fundación Ford le da 545 mil dólares y la NED, que es la fundación del Departamento de Estado, 556 mil dólares.


Estos fondos son sólo para el tema del Tren Maya. Estas mismas organizaciones pueden recibir otros fondos para otras causas, otros temas, y esto es de acuerdo a una investigación que hizo, tanto interna del gobierno, pero viene de una investigación de una fundación privada que hizo la primera investigación y corroboró el gobierno federal.


Luego, Cemda, que es una de las organizaciones ambientalistas más importantes del país, recibe fondos de la Fundación Kellogg por un millón 100 mil dólares.


Viene el caso de Animal Político, que es medio, digamos, un medio de comunicación digital vinculado a Mexicanos contra la Corrupción, que recibe de la Fundación Kellogg para este caso -porque está precisado que forma parte de fondos dedicados al sureste mexicano, en particular en Campeche y en Yucatán-, recibe 213 mil dólares de la Fundación Kellogg; además de la Fundación Ford, 489 mil dólares.


En el caso de una organización no gubernamental de Yucatán llamada Indignación, también recibe de la Fundación Kellogg 620 mil dólares.


En el caso del Consejo Regional Indígena de Xpujil, que en realidad es una representación que tuvo porque ya se deslindó el consejo y los ejidatarios, pero bueno, este consejo formalmente recibe de Kellogg 585 mil dólares para el tema de oponerse al Tren Maya.


En el caso de DIMO, que quiere decir Diálogo y Movimiento, reciben de la Fundación Kellogg 280 mil dólares.


De la NED, de la Fundación por la Democracia del Departamento de Estado, reciben 140 mil dólares.


Y algo que es de destacar que la organización no gubernamental Mexicanos contra la Corrupción también recibe fondos para oponerse al Tren Maya de estas fundaciones, en particular de la Fundación Ford, 220 mil dólares y de la NED -de la fundación del Departamento de Estado-, 90 mil dólares, así como 25 mil dólares de la Fundación Rockefeller.


Esto es financiamiento extranjero para oponerse al tema del Tren Maya.


Y luego, México Evalúa, que se ha dedicado a hacer una revisión de las políticas públicas del gobierno mexicano, en particular respecto al Tren Maya, recibe de la NED, de la Fundación por la Democracia, 85 mil dólares. Esto está corroborado por investigación privada como por fuentes públicas.

PXNWEB.COM /Demian Duarte