El Golfo de California cuenta con extraordinaria biodiversidad. Contiene 12 Áreas Naturales Protegidas. En la parte norte, está el Alto Golfo de California, ubicado en el vértice que forman los estados de Baja California y Sonora.

Esta zona cuenta con amplias planicies de suave pendiente, clima muy seco, cálido, y muy baja precipitación anual. Está influenciado por el Delta del Río Colorado, el sistema hídrico más importante del noroeste de México y comprende aguas marinas abiertas, esteros, humedales, planicies de marea y desierto.

Por lo anterior y su gran variedad de especies, en 1993 fue decretada Área Natural Protegida. La Reserva de la Biosfera El Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado tiene una superficie de 934 mil 756.25 hectáreas. El 60 por ciento  corresponde a ecosistema marino y es hábitat de especies silvestres, terrestres y acuáticas, como la vaquita marina (Phocoena sinus) y la totoaba (Totoaba macdonaldi), especies endémicas, catalogadas como en peligro de extinción.

/cms/uploads/image/file/536272/MapaReserva_de_B_Alto_Golfo_Cal.1.jpg

Ambas son protagonistas de una problemática en la zona debido a la captura y muerte incidental de la vaquita marina, que queda atrapada en redes agalleras utilizadas para la extracción ilegal de totoabas.

La problemática se incrementa por el alto valor económico de la vejiga natatoria de totoaba en el mercado asiático, y por la pesca que es la principal actividad económica de la región.

Para conservar y proteger a la vaquita marina se han impulsado acciones como:

-Veda permanente de Totoaba en todo el Golfo de California

-Prohibición de redes para la pesca de totoaba

-Creación del área de refugio para la protección de la vaquita marina

-Restricción a la navegación

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) lleva a cabo, en coordinación con otras dependencias, acciones de inspección y vigilancia del cumplimiento de la normatividad ambiental.

Biodiversidad

La región es de un alto valor biológico en sus ecosistemas ya que diferentes especies habitan en ella de forma temporal y permanente. Es zona de crianza y desove de importantes especies marinas. Es el hábitat de al menos:

  18 especies de mamíferos marinos 

  29 especies de mamíferos terrestres

315 especies de aves residentes y migratorias

149 especies de peces costero-marinos (incluidas varias especies endémicas)

358 especies de plantas distribuidas en varios tipos de vegetación.

Dentro de esta diversidad, se tienen 50 especies incluidas en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, relativa a la Protección Ambiental- Especies nativas de México de flora y fauna silvestre-Categorías de riesgo y especificaciones para inclusión, exclusión o cambio-Lista de especies en riesgo.

/cms/uploads/image/file/536273/MapaReserva_de_B_Alto_Golfo_Cal.2.jpg

Flora

El Alto Golfo de California presenta el 18.75 por ciento de la vegetación de México, (Rzedowski,1978) teniendo vegetación marina, de marismas, de dunas, desiertos arenosos, vegetación halófita, acuática emergente y matorral inerme. La riqueza de la flora terrestre se estima en 228 especies; al menos 15 son endémicas.

Vegetación marina: en los ambientes rocosos costeros del Alto Golfo de California se concentran alrededor de 358 especies, siendo los pastos marinos sobre todo en los humedales costeros donde domina el pasto conocido como Spartina foliosa.

Fauna

En el Alto Golfo de California habitan cerca de 29 especies y 38 subespeciesde mamíferos terrestres. Los roedores son el grupo más diverso. Le siguen los insectívoros como la musaraña (Notiosorex crawfordi), los murciélagos (19 especies) y los carnívoros, con 11 subespecies.

El grupo de aves está ampliamente representado con más de 315 especies de aves terrestres y acuáticas, tanto residentes como migratorias. Algunas relevantes son: Águila cabeza blanca (Haliaeetus leucocephalus) P, Halcón peregrino (Falco peregrinus) PR, Pelícano blanco (Pelecanus erythrorhynchos).

El grupo de los anfibios y reptiles está representado por 16 familias, 35 géneros. La familia con representación más numerosa es Colubridae con casi 16 especies.

Entre los reptiles y anfibios se encuentran: la iguana del desierto (Dipsosaurus dorsalis), la perrita o lagartija cachorra (Callisaurus draconoides) y falso camaleón cola plana (Phrynosoma mcallii).

Las tortugas marinas que se distribuyen son: tortuga amarilla (Caretta caretta), tortuga verde (Chelonia mydas ), tortuga prieta (Chelonia agassizi), tortuga laúd (Dermochelys coriacea), tortuga golfina (Lepidochelys olivacea).Todas en peligro de extinción.

En el grupo de peces hay un total aproximado de 586 especies, de las cuales 111 han sido registradas en el Alto Golfo de California. Ejemplos, son: el chupalodo chico (Gillichthys seta), el pez cachorrito del desierto (Cyprinodon macularius) P y la Totoaba (Totoaba macdonaldi) P.

Existen otras 11 especies de alto valor para la conservación. Su distribución se restringe a la parte Norte del Golfo. Entre éstas están: el tiburón peregrino (Cetorhinus maximus) A, el tiburón leopardo (Triakis semifasciata), la raya de California (Raja inornata), y la Curvina golfina (Cynoscion othonopterus).

Un grupo con gran importancia son los mamíferos marinos, con al menos 21 especies incluidas en la NOM-059-SEMARNAT-2010 * (incluyen las que se encuentran fuera de la ANP). Entre ellos destacan: la ballena azul (Balaenoptera musculus), la ballena gris (Eschrichtius robustus), la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae), el delfín nariz de botella (Tursiops truncatus), el lobo marino (Zalophus californianus) y la vaquita marina (Phocoena sinus)

/cms/uploads/image/file/536274/MapaReserva_de_B_Alto_Golfo_Cal.3-2.jpg

Comunidades y Pesca

En la región se estima una población de 78 mil habitantes. Se distribuyen en 210 localidades (207 rurales), con un bajo o muy bajo índice de marginación. Los asentamientos urbanos con la mayor parte de población son San Felipe, en Baja California; El Golfo de Santa Clara y Puerto Peñasco, Sonora.

Actividad pesquera

El Alto Golfo de California es una de las zonas pesqueras más importantes de México. Al ser de las fuentes económicas más importantes para los pobladores, la región cuenta con alrededor de 760 embarcaciones menores de 25 pies de eslora o pangas de las comunidades de El Golfo de Santa Clara y San Felipe. Trabajan dentro del área, llevando a cabo la pesca comercial que se practica de manera industrial y artesanal.

Las actividades están dirigidas a cerca de 70 especies, donde se  utilizan varias técnicas de pesca como: chinchorros de línea, redes agalleras, cimbras, línea, buceo semiautónomo, trampas y colecta manual.

Los ciclos de pesca de cada pesquería, son determinados por las llamadas “corridas” y dependen de los ciclos de marea, ya que la mayoría de las artes de pesca en el área son redes agalleras que trabajan a la deriva, junto con la marea.

Las especies aprovechadas incluyen: camarón azul, almeja, mejillón, ostión, callos, caracol, pulpo, calamar, camarón café, jaiba, baquetas, curvinas, berrugatas, lisa, sierra, entre otros.

La pesquería de curvina golfina tiene un impacto social y económico muy importante en el área, particularmente sobre el Golfo de Santa Clara, la cuál inició en 1993. Su mayor volumen ocurrió en la temporada 2002, cuando se capturaron 4 mil 357 toneladas.

Extracción ilegal de especies

La problemática ecológica en el ambiente de la región se asocia directamente con la actividad pesquera.

La forma como ésta se practica, implica la mortalidad incidental de individuos en categoría de riesgo, como la vaquita, que es atrapada en redes de enmalle, agalleras, usadas para capturar a la totoaba.

La intensidad del arrastre mediante artes de pesca con altos índices de captura incidental tiene un efecto directo sobre la diversidad, estabilidad y abundancia de comunidades bentónicas demersales de las cuales se alimentan la vaquita y otras especies; además genera impacto por ruido submarino que altera el hábitat crítico, es decir el espacio y los elementos biofísicos donde habita esta especie.

En menor escala está la captura, en pesca deportiva, de machorros (pre-adultos de totoaba) objeto de aprovechamiento ilegal en áreas al suroeste de la Reserva; los ejemplares se filetean a bordo y esto dificulta la posterior identificación del producto en los sitios de inspección.

También está el uso de redes “totoaberas”  para su captura ilegal. En general, en estas redes de enmalle no selectivas de tipo agalleras quedan peces atrapados por su zona opercular (donde se localizan las agallas o branquias). Las redes de enmalle cuentan con luz de malla superior a las ocho pulgadas.

Las redes están formadas por un paño de forma rectangular y dos relingas (cuerdas), la de flotación y la de hundimiento. Éstas pueden estar fijas (ancladas) o a la deriva, flotando para ser trasladadas por las corrientes y utilizarse en la superficie a media agua o en el fondo.

Las redes encontradas para la captura de totoaba son de tipo fijo (ancladas), generalmente utilizadas en media agua o en fondo para poderse ocultar, con una luz de malla de más de ocho pulgadas y una longitud que puede superar los dos mil metros.

/cms/uploads/image/file/536271/ALTOGOLFO4.jpg

Por último, se resalta en la zona el uso de los Palangres o Cimbras para la pesca ilegal de totoaba cuando esta regresa de su corrida reproductiva. Dichos equipos de pesca son de tipo pasivo construidos con líneas y anzuelos para la captura de especies pelágicas. Normalmente constan de una línea principal conocida como línea madre desde la cual penden líneas secundarias denominadas reinales en el extremo de los cuales se colocan anzuelos.

Regulación y ordenamiento pesquero

La pesquería de camarón en el Océano Pacífico es una de las más importantes en México. El Alto Golfo contribuye con 79 por ciento de la pesquería nacional de camarón (café y azul), con una captura promedio anual de más de mil 500 toneladas.

La pesquería del camarón presenta la problemática de sobrepesca que incide en la abundancia al final de cada temporada coincidiendo con el inicio el ciclo reproductor. Ello repercute negativamente en la composición de las tallas.

A partir de 2003, para proteger a la vaquita marina, SEMARNAT sugirió la asignación de cuotas de captura a cada flota, tomando como base la capacidad de carga del ecosistema del Alto Golfo y particularmente de la Reserva de la Biosfera.

La nula selectividad de las redes de arrastre, además de incidir en la captura de especies en riesgo, aumenta la fauna de acompañamiento/pesca. Es un gran desperdicio de volúmenes de especies, importantes para otras pesquerías, sobre todo ribereñas.

La SAGARPA desarrolló importantes instrumentos, como la NOM-062-PESC-2006, que establece especificaciones técnicas de excluidores de tortugas marinas para la flota de arrastre camaronera en aguas de jurisdicción federal, mismos que son verificados por PROFEPA.

/cms/uploads/image/file/536270/ALTOGOLFO5.jpg

El sector artesanal o flota menor (incluye a buzos comerciales) aprovecha cerca de 70 especies, utilizando “pangas” (10.5 metros de eslora, sin cubierta, con capacidad máxima de 3 toneladas y motores de 55 a 115 HP) y una amplia variedad de artes de pesca; desde redes agalleras, chinchorros de línea o redes de enmalle, cimbras, línea y anzuelo, colecta manual con equipos de buceo semiautónomo y trampas.

Este sector es probablemente donde se ha observado un incremento de pangas autorizadas para pesca de camarón y de escama; así como en el que se presenta con mayor evidencia el problema de la pesca ilegal y furtiva.

Para enfrentar esta problemática, el Programa de Pesca Sustentable y Protección de Especies en el Alto Golfo de California (SEMARNAT-SAGARPA, 2004) incluyó un plan de retiro de la flota industrial camaronera. El objetivo: contribuir a reducir el esfuerzo pesquero mediante el retiro de las embarcaciones camaroneras de mediana altura y de altura.

Su puesta en marcha fue reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE). Asimismo, con base en el Plan de Manejo de esta pesquería, se crearon medidas administrativas como el establecimiento de épocas y zonas de vedas, tendientes a reducir la mortalidad por pesca durante los procesos de reclutamiento, migración y reproducción.

Vedas

Se llama así al acto administrativo por el que se prohíbe pescar en un período o zona geográfica específica, establecida vía acuerdos o normas oficiales, para resguardar los procesos de reproducción y reclutamiento de una especie; la veda total o permanente, es en la que no se puede aprovechar el recurso en ningún momento del año, de forma indefinida.

La veda temporal fija comprende un período definido, el cual se repite anualmente. La veda temporal variable se establece por un lapso definido, que se actualiza anualmente.

El 1 de agosto de 1975 se estableció la Veda Total (prohibición de la pesca) para la totoaba en aguas del Golfo de California, desde la desembocadura del Río Colorado, hasta el Río Fuerte, Sinaloa, en la costa oriental, y del Río Colorado a Bahía Concepción, Baja California, en la costa occidental. Su terminación quedó supeditada al resultado de los estudios e investigaciones que realizara el Instituto Nacional de Pesca.

El 25 de agosto de 2005 hubo Veda Temporal para la captura de curvina golfina en las aguas marinas y estuarinas de jurisdicción federal de la Reserva de la Biosfera del Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado, del 1 de mayo al 31 de agosto de cada año.

Reconocimiento nacional e internacional (ANP,UNESCO)

La Reserva es una de las Áreas Naturales Protegidas de mayor prioridad para México y ha destacado a nivel internacional.

-En 1995 se incluyó en el Programa el Hombre y la Biosfera (MAB) de la UNESCO

-Es considerada área de importancia para la Conservación de las Aves

-Forma parte de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (RHRAP)

-Sitio de importancia dentro de la Ruta Migratoria del Pacífico de aves acuáticas

-Área de importancia para la Conservación de Aves en México (AICA).

-En 2005 fue incluida en la designación como Sitio de Patrimonio Natural de la Humanidad de la UNESCO, junto con las Islas del Golfo de California.

-Cuenta con tres sitios Ramsar bajo su administración: los Humedales del Delta del Río Colorado (Sitio Ramsar 814), los Humedales Remanentes del Río Colorado (Sitio Ramsar 1822) y los Humedales de Bahía Adair (Sitio Ramsar 1866).

El 5 de julio de 2017, el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO, celebró su 41ª sesión en Cracovia, Polonia. Evaluó el reporte del Estado de Conservación (SOC) del Sitio «Islas y Áreas Protegidas del Norte del Golfo de California”. El Comité del Patrimonio Mundial reconoció que el gobierno de México estaba haciendo todos los esfuerzos necesarios para preservar a la vaquita marina. Por unanimidad, decidió posponer la recomendación de inscribir en la lista del patrimonio mundial en peligro.

Dicho Comité hizo notar la importancia de las medidas dictadas por el gobierno de México que, además de la prohibición total del uso de redes de enmalle, incluían la firma de un Memorándum de Entendimiento (MOU) entre el gobierno de México y la Fundación Leonardo DiCaprio y la Fundación Carlos Slim.

Asimismo, el Comité subrayó la importancia de que China y Estados Unidos apoyaran firmemente los esfuerzos de México, evitando el consumo y comercio ilegal de totoaba, la principal causa de la disminución de la vaquita marina registrada en los últimos años.

Fuente: Procuraduria Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here