Este «Proyecto de China» promueve la implementación de una iniciativa de desarrollo global

0
38

«La iniciativa de Desarrollo Global del presidente Xi Jinping , que mencionó en una video conferencia en el marco de la sesión plenaria del vigésimo quinto Foro Económico Internacional de San Petersburgo, que tuvo lugar el pasado 17 de junio,  brinda soluciones a la actual crisis global que enfrentamos.»

Tariq Elsonoty, editor en jefe adjunto del periódico, Al-Ayram de Egipto, afirmó que considera  que el discurso del presidente Xi refleja plenamente la férrea posición de China de defender el multilateralismo y promover la realización de valores comunes para toda la humanidad.

En su discurso del mismo día, Xi Jinping enfatizó la necesidad de «promover la implementación de la iniciativa de desarrollo global para crear y compartir un futuro brillante de paz y prosperidad», al tiempo que presentó cuatro propuestas de acción: crear un entorno favorable al desarrollo, vigorizar las asociaciones integrales para el desarrollo, promover el proceso de globalización económica y adherirse a las creaciones impulsadas por la innovación. 

Estas propuestas forman parte del «Proyecto de China» que fija una dirección y hoja de ruta para que la comunidad internacional logre un desarrollo más equitativo, sostenible y seguro, y representa también una nueva «iniciativa» de China, para profundizar la cooperación mundial para el desarrollo.

La «Iniciativa de Desarrollo Global» fue propuesta por el presidente Xi en el debate general de la 76ª Asamblea General de la ONU en septiembre de 2021. El núcleo es adherirse a la prioridad del desarrollo, centrada en las personas, beneficio universal y tolerancia, creaciones impulsadas por la innovación y coexistencia armoniosa entre el ser humano y la naturaleza, y construir una comunidad de futuro compartido para el desarrollo global. Esta iniciativa corresponde con las expectativas de los diversos países para acelerar la recuperación postpandemia y ha ganado el apoyo de las Naciones Unidas y de más de 100 países, siendo reconocido como un «acelerador» para la realización de la Agenda para el Desarrollo Sostenible de la ONU 2030.

En la actualidad, la pandemia de COVID-19 sigue causando estragos en el mundo. El estallido del conflicto entre Rusia y Ucrania ha exacerbado la turbulencia en el plano internacional. Las sanciones extremas lanzadas por Estados Unidos y Occidente contra Rusia han causado un enorme impacto en la cadena industrial, la cadena de suministro, la energía, las finanzas y la seguridad alimentaria de todo el mundo. 

Mientras tanto, EE.UU. ha formulado políticas macroeconómicas excesivamente laxas por su propio egoísmo sin tener en cuenta las consecuencias, y han levantado barreras comerciales y de inversión para convertirlas en un obstáculo de la globalización, lo que ha hecho que personas de todo el mundo, especialmente de grupos de bajos ingresos, paguen un alto precio. 

Un informe publicado en mayo por la organización benéfica internacional Oxfam estimó que 263 millones de personas en todo el mundo caerán en la «pobreza extrema» este año. La Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible se enfrenta a desafíos sin precedentes.

En este contexto, el presidente Xi exhorta en su discurso a «promover la implementación de la iniciativa de desarrollo global» y brindó sugerencias específicas, respondiendo a las expectativas urgentes de la gente para el desarrollo común, lo que ayudará a desempeñar aún más el papel de «acelerador» de la iniciativa y proporcionar al mundo, especialmente a los países en desarrollo, la fuerza motriz para la recuperación postpandemia.

«China continuará promoviendo el desarrollo de alta calidad, ampliará inquebrantablemente la apertura de alto nivel y promoverá la construcción conjunta de alta calidad de ‘la Franja y la Ruta'».

La voz de China en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo muestra que para promover la implementación de la iniciativa de desarrollo global, China no sólo tiene pronunciamiento, sino que seguirá tomando medidas pragmáticas. 

Es previsible que con el continuo desenvolvimiento y profundización de esta iniciativa, los logros del desarrollo beneficien a todos los países del mundo de una manera mejor y más equitativa, siendo testigo de la responsabilidad de China de «esforzarse por no dejar a ningún país atrás».