Respalda López-Gatell propuesta de gravar con más impuestos bebidas azucaradas y alimentos no saludables

0
189

Demian Duarte, corresponsal


CIUDAD DE MÉXICO.- Para el doctor Hugo López-Gatell Ramírez, la iniciativa de Ley para gravar con mayores impuestos las bebidas azucaradas y alimentos no saludables, además de restringir su venta en las escuelas, es una medida adecuada, que puede ayudar a la salud de los mexicanos, por lo que le dio su aval.
En voz del vocero del gobierno federal en torno a la estrategia contra la pandemia de Coronavirus y Subsecretario de Promoción a la Salud manifestó que este tipo de gravámenes son útiles y funcionan para inhibir el consumo de productos dañinos a la salud.
“Existe investigación extensa en todo el mundo sobre la utilidad de estos impuestos, estos impuestos especiales a productos y servicios como los conocemos en México, impuestos saludables se les conoce en otras partes del mundo, impuestos pigouvianos le llaman las personas expertas en economía, porque un famoso economista, Pigou, fue quien describió que cuando se ponen impuestos a ciertos productos se disminuye el entusiasmo, vamos a llamarle o el deseo de las personas de comprar esos productos”, recalcó.
Este martes 1 de septiembre se dió a conocer que la bancada de Morena en el Senado de la República presentó una iniciativa para aumentar el impuesto a los refrescos a 5 pesos por litro y los productos procesados y con alto contenido calórico.
López-Gatell puso como ejemplo que esta estrategia se ha usado en el tabaco con gran éxito pues es un inhibidor del deseo de consumir.
“Aquí ocurre un fenómeno interesante, ciertamente disuade más a las personas con menor ingreso, porque es a quienes les afecta más el bolsillo, pero como se disuade el consumo de un producto tóxico, un producto no saludable, al final resulta que es progresivo, que es lo contrario de regresivo”, resaltó.
El funcionario dijo que de aprobarse la modificación a la Ley del Impuesto Especial a Productos y Servicios en este caso para combatir la epidemia de obesidad y enfermedades crónicas, esto será una una ventaja, un beneficio precisamente con mayor prioridad o con mayor retribución para las personas con menor capacidad económica que, son dicho sea de paso, quienes sufren las mayores consecuencias de esta devastadora pandemia de obesidad, sobrepeso, diabetes asociada a la mala alimentación.

PXNWEB.COM /Demian Duarte