México respeta acuerdos del T-MEC; gobierno federal defiende soberanía energética: presidente

0
46

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que las políticas energéticas impulsadas por el Gobierno de México defienden la soberanía del país y no violan el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

“Nosotros vamos a llevar a cabo todo lo que nos corresponde y dejar de manifiesto que no hay ninguna violación al tratado y, aclarar, que podemos tener relaciones comerciales, pero nuestras políticas las definimos en México y tienen que ver con nuestra Constitución y con las leyes”, subrayó.

En conferencia de prensa matutina, el mandatario señaló que las consultas solicitadas por Estados Unidos y Canadá son procedimientos acordados; los tres países han recurrido a estas en ocasiones anteriores.

“En primer lugar, es un procedimiento que está establecido en el tratado. (…) Es una consulta acerca de políticas que se presumen contravienen en lo establecido. Hay un plazo para dar respuesta a esas consultas de un poco más de 70 días y luego, si no hay acuerdo, se va a paneles internacionales para que se dirima sobre el caso, quién tiene la razón. Es un proceso”, explicó.
El tema energético, dijo, no será puesto a negociación por ser de dominio de la nación. El petróleo y el litio son de los mexicanos.
Tenemos que hacer valer nuestra soberanía y el petróleo es nuestro, es de la nación y eso es lo que estamos haciendo y se va aclarar todo. (…) México es un país independiente y, se malinterpreta esta postura, aunque insisto (…) que, una cosa que le agradezco al presidente Biden, es que siempre habla de que la relación entre nosotros se debe dar en un pie de igualdad; es respetuoso de nuestra soberanía y le creo”, expresó.
El jefe del Ejecutivo afirmó que la agenda nacional se establece en beneficio de las y los mexicanos, de acuerdo con el plan de desarrollo de México, y no a partir de recomendaciones de instituciones extranjeras.

“No es igual que antes, que ellos imponían las políticas. (…) Ya no se acepta eso en México, por eso el pueblo quiso el cambio; no es un asunto ideológico, es un juicio práctico. Esa política que se impuso por más de tres décadas solo benefició a una minoría, empobreció a la mayoría del pueblo de México, no funcionó para los mexicanos”, apuntó.

Recordó los recientes acuerdos alcanzados en su reciente visita a Washington, D.C. con empresarios estadounidenses en el sector energético, quienes se comprometieron a invertir 40 mil millones de dólares en el país.