México inaugura una nueva área natural protegida para los felinos amenazados del sureste

El Área de Protección de Flora y Fauna Jaguar será un hogar para los felinos del sureste de México y otras muchas especies.

0
54

En medio de la controversia por los ejemplares de felinos rescatados de la Fundación Black Jaguar – White Tiger, las autoridades han anunciado la inauguración de áreas protegidas para los felinos del sureste mexicano. El Área de Protección de Flora y Fauna Jaguar estará ubicado en el estado de Quintana Roo, en el turístico municipio de TulumEsta área será la número 185 del país.

Área de Protección de Flora y Fauna Jaguar

El jaguar, sagrado para las culturas mesoamericanas, es un animal cuya conservación posee suma importancia, de ahí que esta área lleve el nombre del felino. El depredador es el más grande en el hábitat y por eso su papel es fundamental y su conservación, como la de cualquier otro miembro del entorno, no sólo lo beneficia a él. Todo el ecosistema se ve favorecido por la protección de poblaciones de jaguar.

Te sugerimos: «La recuperación es posible»: la población de tigres en el mundo empieza a ser estable, asegura UICN

El área natural protegida abarcará una superficie total de 2,249 hectáreas del turístico municipio y será administrada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). El objetivo principal del proyecto es conservar los hábitats que se han visto afectados por el rápido crecimiento urbano de la zona. Según cifras oficiales, existen más de 200 proyectos inmobiliarios en los alrededores. La edificación de grandes ciudades es una amenaza para los seres vivos.

Getty Images
Getty Images

¿A quién protege este sitio?

En la extensión del área se han registrado distintas tipos de peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos, en total suman 565 especies. Por otro lado, la flora preservada en esta reserva estará conformada por aproximadamente 400 especies de plantas. 9 de las plantas que se conservarán en el área están catalogadas como especies en riesgo.

El área natural protegida estará dividida en dos zonas principales: la zona núcleo y la zona de amortiguamiento. En cada una de ellas, diversas actividades recreativas y de investigación estarán permitidas, siempre y cuando no se alteren los hábitats o la viabilidad de la vida silvestre y sus poblaciones. Algunas de las actividades permitidas son:

  • Hacer turismo de bajo impacto ambiental 
  • Restauración de ecosistemas, reforestación
  • Reintroducción o repoblación de la vida silvestre
  • Educación ambiental
  • Monitoreo biológico

La creación de áreas protegidas contribuye a que los casos como Black Jaguar – White Tiger disminuyan y a que las especies recuperen el territorio que la urbanización les ha robado pero que les corresponde naturalmente.

Sigue leyendo:

Idaho declara la guerra a los lobos con una ley que permite la matanza del 90 % en su territorio

Recuperando territorio: así es la lucha de la vida silvestre por adaptarse a las condiciones urbanas