CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció un mensaje de esperanza a todos los mexicanos con motivo de su primer informe de gobierno, mismo que fue entregado este domingo 1 de septiembre ante el Congreso de la Unión. El jefe del ejecutivo resumió los primeros meses de su administración señalando que él es un hombre de retos y recalcó que no tiene derecho a fallarle a los mexicanos.

“Afortunadamente mientras quienes se oponen al cambio viven aturdidos y desconcertados, la mayoría de los mexicanos apoyan la transformación y están contentos, feliz, feliz, feliz”, dijo en la parte culminante de su mensaje.

Durante 1 hora con 35 minutos el jefe del poder ejecutivo federal hizo un recuento de hechos destacando aspecto relacionados con el desarrollo económico, los distintos programas sociales y de bienestar que ha emprendido su administración y acotando que el tema de la inseguridad persiste como el gran tema pendiente, aunque dijo que está seguro de que logrará pacificar al país en el corto plazo.

“Lo hecho en estos 9 meses bastaría para demostrar que no estamos viviendo un cambio de gobierno, sino un cambio de régimen, esto no ha sido ni será más de lo mismo, por el contrario está en marcha una autentica regeneración de la vida pública de México, confieso que hemos contado con suerte, Maquiavelo decía que la política es virtud y fortuna y en este tiempo han soplado nuevos vientos y llevamos a la práctica una transformación profunda, con poca confrontación, ni violencia política”, subrayó.

López Obrador habló del tema económico, asumiendo que se crece poco en esta etapa inicial, sin embargo aseguró que en este momento ya existe una mejor distribución del ingreso, lo que permitirá que para el año 2024 México sea un país más justo, con condiciones de mayor bienestar para su población.

“Los empresarios coooperan con mayor compromiso social, invierten, crean empleos, aceptan utilidad razonables y pagan sus contribuciones, todo ello me mantiene optimista, pero sin aflojar el paso, porque el poder es humildad y deber, y no tengo derecho a fallar, además esto lo comparto con millones de mexicanos, es una dicha enorme vivir en estos tiempos para servir a México”, manifestó.

López Obrador se refirió a los programas de bienestar y otros del gobierno, de los que dijo que se ha empeñado en distribuir de manera directa los recursos a los beneficiarios, por que así se lo han sugerido sus asesores del pueblo.

“La gente me ha pedido que no haya intermediarios, que el dinero se les entregue de manera directa, por que lo contrario se lo clavan y así los estamos haciendo”, acotó.

Andrés Manuel también habló del papel de la oposición de la que dijo está derrotada moral y anímicamente, pues los conservadores y los reaccionarios siguen desconcertados.

“No dejan de existir ni queremos que desaparezcan las protestas legitimas de los ciudadanos, ni los reclamos de nuestros adversarios, los conservadores que se oponen a cualquier cambio verdadero y están nerviosos e incluso fuera de quicio, sin embargo no han podido constituir un grupo o una facción con la fuerza de los reaccionarios de otros tiempos, están moralmente derrotados”, apuntó.

“Están derrotados, tanto que no han tenido oportunidad desee establecer un paralelo entre la nueva realidad y el periodo neoliberal, caracterizado por la prostitución y el oprobio, que fue una de las etapas más vergonzosas en la historia de México y si seguimos trabajando de forma ética y aplicando la política de moralizar la vida pública, nada ni nadie podrá detener la aplicación del criterios que ponen por delante el interés nacional y la soberanía del pueblo, por encima de los hombre ambiciosos seducidos por el falso brillo de lo material y lo mezquino”, dijo.

Fuente: PXN/Demian Duarte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here