Gobierno de AMLO usa 135 mil mdp de los fideicomisos desaparecidos

El Centro de Estudios de las Finanzas Públicas indicó que el dinero de los fideicomisos desaparecidos entró al gobierno federal a través de los ingresos no tributarios en 2022.

0
135

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador recibió más de 135 mil millones de pesos de los Fondo de Salud para el Bienestar, el Fondo de Desastres Naturales (Fonden) y de los fideicomisos desaparecidos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), revela el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP).

Según los economistas encargados de realizar análisis a la Cámara de Diputados, los ingresos no tributarios se ubicaron en 385 mil 477 millones de pesos, un monto superior a lo programado en 181 mil 328 millones de pesos por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en 2021.

“Este aumento se relaciona con los aprovechamientos que aportaron el 74.7% de los ingresos no tributarios adicionales, al obtener 135 mil 373 millones de pesos de la recuperación de activos financieros del Fondo de Salud para el Bienestar, Fondo de Desastres Naturales y Conacyt”, dice el análisis en poder de Forbes México.

Del dinero que entró a través de los ingresos no tributarios llegaron 33 mil millones de pesos del Fondo de Salud para el Bienestar, 25 mil 400 millones de pesos del Fondo de Desastres Naturales, así como 15 mil 900 millones de pesos de los fideicomisos del Conacyt desaparecidos por iniciativa presidencial.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público recibió 43 mil 518 millones de pesos por las operaciones de financiamiento, agrega el CEFP.

“Al comparar los ingresos con lo obtenido en 2020, se observa que los ingresos no tributarios registraron una reducción de 33.8% real, que equivale a 165 mil 841 millones de pesos menos. Donde los aprovechamientos presentan una reducción de 182 mil 383 millones de pesos, cifra que no alcanzó a ser compensada por la captación adicional de derechos por 18 mil 270.5 millones de pesos”, detalla el análsis.

El 29 de septiembre de 2020, la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados aprobó una iniciativa impulsada por los legisladores de Morena para desaparecer 109 fideicomisos “sin estructura”, a fin de que esos fondos fueran reintegrados a la Federación y se reasignan a temas de salud, así como para financiar programas sociales del gobierno.

Entre los fideicomisos desaparecidos están también el Fondo de Desastres Naturales (Fonden) y el Fondo para la Prevención de Desastres Naturales (Fopreden).

Forbes México publicó que estos dos fondos  transfirieron más de 26 mil 519 millones de pesos a la Tesorería de la Federación como parte de su extinción.

La SHCP recibió más de 25 mil 181 millones de pesos del Fonden, que era administrado por la Secretaría de Gobernación (Segob).

Durante los gobiernos de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón, la Segob era la encargada de hacer las declaratorias de emergencia por un desastre natural. Ese dinero era dispersado y entragado por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano  (Sedatu), que era la encargada de hacer padrones de beneficiarios como ocurrió en los sismos de septiembre de 2017.

El Fondo para la Prevención de Desastres Naturales, un fideicomiso administrado por la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPPC), entregó más de mil 338 millones de pesos a la Tesorería de la Federación para que fueran enviados a la Secretaría de Hacienda. El dinero de ese fondo era dispersado por la Coordinación Nacional de Protección Civil.