El Presidente Xi Jinping sostiene una conversación telefónica con el Presidente de Estados Unidos Joe Biden

0
48

En la noche del 28 de julio, el Presidente Xi Jinping atendió la llamada telefónica del Presidente estadounidense Joe Biden. Ambos mandatarios realizaron comunicación e intercambios francos sobre las relaciones binacionales y otros temas de interés.

El Presidente Xi Jinping señaló que en el mundo actual siguen evolucionando las tendencias de turbulencia y transformación, y se destacan cada día más los déficits de desarrollo y seguridad. En este mundo repleto de cambios y desorden, tanto la comunidad internacional como los pueblos de los diversos países esperan que China y EE.UU. jueguen un papel orientador en la defensa de la paz y la seguridad mundiales y la promoción del desarrollo y la prosperidad globales. Esto constituye la responsabilidad de China y EE.UU. como dos grandes países.

El Presidente Xi Jinping enfatizó que tratar y definir los lazos sino-estadounidenses desde un ángulo de competencia estratégica y tomar a China como el rival principal y el desafío más serio a largo plazo serán un cálculo erróneo de las relaciones sino-estadounidenses y una interpretación equivocada del desarrollo de China, que engañarán a los dos pueblos y la comunidad internacional. Las dos partes necesitan mantener la comunicación a todas las instancias y hacer buen uso de los canales de comunicación existentes para promover la cooperación bilateral. Frente a la actual situación económica global llena de desafíos, el Presidente Xi Jinping subrayó la necesidad para China y EE.UU. de mantener la comunicación sobre los temas importantes como coordinar las políticas macroeconómicas, mantener la estabilidad de las cadenas industriales y de suministro globales y proteger la seguridad energética y alimentaria global. Los intentos de desvinculación y corte de cadenas de suministro ignorando las leyes no ayudan a revitalizar la economía estadounidense, y sólo harán más vulnerable la economía mundial. Las dos partes necesitan promover la desescalada de los asuntos candentes regionales, ayudar al mundo a liberarse cuanto antes de la pandemia de COVID-19, reducir el riesgo de estanflación y recesión, y defender el sistema internacional centrado en la ONU y el orden internacional basado en el derecho internacional.

El Presidente Xi Jinping expuso con énfasis la posición de principios de China sobre la cuestión de Taiwan. El Presidente Xi Jinping recalcó que es bien clara la trayectoria histórica de la cuestión de Taiwan, y también lo son el hecho y el status quo de que ambos lados del Estrecho de Taiwan pertenecen a una sola China. Los tres Comunicados Conjuntos entre China y EE.UU. son los compromisos políticos hechos por ambas partes, y el principio de una sola China constituye la base política de los lazos sino-estadounidenses. China se opone firmemente a las actividades secesionistas en pos de la “independencia de Taiwan” y la interferencia por fuerzas externas, y nunca deja ningún espacio a las fuerzas secesionistas por la “independencia de Taiwan” de cualquier tipo. El Gobierno y el pueblo chinos mantienen una posición consecuente sobre la cuestión de Taiwan, y salvaguardar resueltamente la soberanía nacional y la integridad territorial de China es la firme voluntad de los más de 1.400 millones de chinos. La opinión pública no puede ser desafiada, y quien juegue con el fuego se quemará a sí mismo. Se espera que EE.UU. sea consciente de ello. EE.UU. debe acatar el principio de una sola China, y cumplir con los tres Comunicados Conjuntos entre China y EE.UU. tanto en palabras como en hechos.

El Presidente Joe Biden dijo que el mundo se encuentra en un momento crítico. La cooperación entre EE.UU. y China beneficia no sólo a ambos pueblos, sino también a los pueblos del mundo. EE.UU. espera mantener una línea abierta de comunicación con China para mejorar el entendimiento mutuo y evitar percepciones y cálculos erróneos, y trabajará con China donde los intereses de los dos países convergen, al mismo tiempo de manejar adecuadamente las diferencias. El Presidente Joe Biden reiteró que la política de una sola China de EE.UU. no ha cambiado ni cambiará, y que EE.UU. no apoya la “independencia de Taiwan”. 

Los dos mandatarios también intercambiaron opiniones sobre cuestiones como la crisis de Ucrania. El Presidente Xi Jinping reiteró la posición de principios de China.

Los dos mandatarios consideraron su conversación como franca y profunda. Acordaron mantenerse en contacto e instruyeron a ambos equipos a seguir con la comunicación y la cooperación.