EE.UU. confirma la autenticidad de los documentos filtrados por El País sobre la respuesta de Washington y la OTAN a propuestas de seguridad de Rusia

El portavoz de la institución, Ned Price, aclaró que Estados Unidos no había hecho pública su respuesta entregada hace una semana a Rusia.

0
87

https://youtu.be/y1TnRLcSoTs

El Departamento de Estado de EE.UU. ha confirmado oficialmente la autenticidad de los documentos publicados en el diario español El País sobre la respuesta del Gobierno estadounidense y la OTAN a las propuestas de seguridad de Rusia.

«No he visto nada que sugiera que estos documentos no son auténticos», señaló el portavoz de la institución, Ned Price, aclarando que Estados Unidos no había hecho pública su respuesta entregada hace una semana a Rusia.

Price cuestionó las intenciones de los encargados de publicar los documentos, que según el funcionario, «contaban con incomodar a EE.UU.», no obstante, considera que «el esfuerzo no ha tenido éxito». «Lo que el mundo puede ver ahora es que Estados Unidos y nuestros aliados de la OTAN están en una coordinación extraordinariamente estrecha, que las ideas que proponemos son complementarias, son simétricas», afirmó el portavoz.

Este miércoles, el periódico filtró la respuesta oficial del Gobierno estadounidense entregada hace una semana a Rusia sobre sus propuestas de seguridad. Si bien el Gobierno ruso todavía no ha enviado al país norteamericano su respuesta oficial, el presidente Vladímir Putin adelantó este martes que EE.UU. ignoró tres de las exigencias clave: «la no ampliación de la OTAN, el no despliegue de sistemas de armas ofensivas cerca de las fronteras de Rusia y el regreso de la infraestructura militar del bloque en Europa a su estado de 1997, cuando se firmó el Acta Fundacional de la OTAN-Rusia».

Las propuestas de Rusia

El pacto propuesto a Washington consta de ocho artículos. El primero de ellos estipula que ambas partes deben actuar con base en los principios de seguridad indivisible y no provocar daños a la seguridad mutua; el segundo, que tanto Rusia como EE.UU. procuren que cualquier organización internacional, alianza militar o coalición en las que participe una de las partes, respete los principios contenidos en la Carta de las Naciones Unidas.

Otros puntos prevén excluir la expansión de la OTAN hacia el este, no admitir en esa alianza militar a países que fueron miembros de la URSS, no utilizar el territorio de otros Estados para atacar a la otra parte, no desplegar tropas y armamento en zonas donde eso sería percibido como una amenaza, no usar bombarderos pesados ni buques de guerra fuera del espacio aéreo y las aguas territoriales nacionales o internacionales, no desplegar misiles terrestres de alcance corto o medio fuera del territorio nacional o en áreas desde donde puedan alcanzar objetivos de la otra parte y, finalmente, no capacitar al personal militar ni a civiles de países no poseedores de armas nucleares en el uso de estas.

La versión del eventual acuerdo con la OTAN consta de nueve artículos y es parecida al documento propuesto a Washington. Asimismo, las autoridades rusas insisten en que la Alianza Atlántica retire todas las tropas y todo el equipo militar que han sido desplegados en territorio de los países que se adhirieron a esa organización después de 1997.

https://youtu.be/naq_86D8wUI