“Desechan plan de paz por sectarismos o intereses de élite”, responde AMLO a Ucrania

El mandatario mexicano consideró que algunas personas “desechan” su plan de paz global “debido a sectarismos o intereses de élite”. Además, señaló que resolver el conflicto entre Rusia y Ucrania es clave para salvar vidas, evitar sufrimientos en esos países y detener la inflación.

0
52

Ciudad de México, 18 de septiembre (SinEmbargo).- El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, defendió este domingo su plan de paz global para una tregua de al menos cinco años entre Rusia y Ucrania, luego de que un día antes Mykhailo Podoliak, asesor del Jefe de la Oficina de Volodímir Zelenski, sugiriera que ese plan “es ruso y que el Ejecutivo federal usa la guerra para su beneficio político”.

En dos tuits, el mandatario mexicano reiteró su plan y señaló que resolver ese conflicto es clave para salvar vidas y evitar sufrimientos en esos países, además de detener la inflación y la crisis económica en beneficio de todo el mundo.

“Repito el discurso de la propuesta para lograr la paz alterada por la guerra de Rusia y Ucrania. Lo hago porque muchos no la conocen y otros la desechan debido a sectarismos o intereses de élite”, escribió el Jefe del Ejecutivo federal.

Y añadió: “Sin embargo, es un deber tratar de salvar vidas y evitar sufrimientos en esos países. Está de por medio detener la inflación y la crisis económica, y de bienestar en todo el mundo”.

El sábado pasado, Mykhailo Podoliak expresó que “los ‘pacificadores’ que usan la guerra como tema para sus propias relaciones públicas sólo causan sorpresa” y enseguida mencionó en un tuit al Presidente de México:

“López Obrador, ¿su plan es mantener a millones bajo ocupación, aumentar el número de entierros masivos y dar tiempo a Rusia para renovar las reservas antes de la próxima ofensiva? Entonces su ‘plan’ es un plan ruso”, indicó Podoliak en su cuenta de Twitter.

Aunque no es una respuesta formal del Gobierno de Ucrania a la propuesta que el Presidente López Obrador enviará en los próximos días a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sí viene de una persona que colabora directamente con el Jefe de Oficina de Volodímir Zelenski.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador presentó el 16 de septiembre, durante su discurso del Desfile de Independencia, su propuesta para detener la guerra y acordar la paz en Ucrania, y rindió homenaje a líderes de la izquierda histórica, vivos y ausentes:

José Alberto Mujica, “Pepe”, expresidente de Uruguay y en el podio de honor; Cesario Estrada Chávez, más conocido como César Chávez, un líder mexicoamericano campesino y activista de los derechos civiles, considerado un ícono del movimiento chicano, y Ernesto “Che” Guevara, revolucionario y escritor de origen argentino fallecido en combate en 1967, entre otros.

Desde la Plaza de la Constitución –la mayor y más simbólica del territorio nacional–, señaló que en los próximos días el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, entregará a la Asamblea General de las Naciones Unidas, una propuesta de “tregua” de cuando menos cinco años entre Rusia y Ucrania.

El mandatario comentó que las situaciones de guerra han partido debido a que hay “grupos de interés con poder gubernamental o económico se esmeran en dirigir la política hacia el conflicto armado”.

“En lugar de enmendarlo, optan por profundizarlo sin que les importe el sufrimiento que infligen a la humanidad, ni el daño que causan a lua estabilidad de las naciones y al bienestar de las sociedades. De esa manera se originaron la guerra de Rusia en ucrania, las posteriores sanciones adoptadas y el masivo envío de armas al país invadido. Acciones que aportaron a la confrontación en curso una dosis adicional de irracionalidad”, continuó.

El Presidente de México dijo además que el primer cuestionamiento para el análisis de la situación bélica entre Rusia y Ucrania es considerar si la ONU y las principales potencias mundiales –Estados Unidos y Europa, principalmente– hicieron lo suficiente para evitar la situación.

López Obrador recalcó que, a casi siete meses del inicio de la guerra en Ucrania, no hay acciones contundentes en el mundo que ayuden a frenar la guerra que inició el Kremlin, e insistió que “la ONU permanece inactiva, y como borrada, presa de un formalismo y una ineficacia política que la deja en un papel meramente ornamental”.

Y siguió: “Más reprobable aún es el proceder de las grandes potencias que de manera explícita y silenciosa se posicionan ante el conflicto sólo para servir a sus intereses hegemónicos. Por eso no puede evitarse la sospecha de que aunque parezca perverso e increíble, esta guerra, como muchas otras, está siendo azuzada por los intereses de la industria bélica. La invasión de Rusia a ucrania es, sin duda, reprobable”.

El tabasqueño además recalcó que en México “no aceptamos ninguna intervención extranjera”, recordando con ello momentos históricos de la Nación.

Andrés Manuel insistió que el actuar de los integrantes de la OTAN sólo ha agravado el conflicto bélico –que produce más sufrimiento de víctimas, de sus familiares y de refugiados para agravar el desabasto de alimentos y de energía y para impulsar la inflación mundial– al “negar a Ucrania su ingreso a la organización en momentos cruciales, por un lado, mientras que por el otro, le ofrecen armas y sanciones económicas o comerciales contra Rusia”.

Finalmente, el Presidente López Obrador señaló que la tregua estará enfocada en que se atiendan los problemas por los que se atraviesa a nivel mundial, tanto originados como agravados por la pandemia de COVID-19. Y destacó que además así se podrá poner énfasis en la resolución del problema migratorio de modo humanista.