Unión ante el FMI y salvar al Caribe del clima: los ejes de Argentina para la CELAC

- Argentina recibió de México la presidencia de una CELAC que está "más viva y fortalecida que nunca", según destacó el presidente argentino, Alberto Fernández. El mandatario pidió poder "concertar" posturas ante organismos financieros internacionales y puso como principal prioridad el impacto del cambio climático sobre los países del Caribe.

0
34

Los embates del cambio climático sobre los países del Caribe y la necesidad de acordar posiciones comunes ante los organismos financieros internacionales son algunas de las prioridades marcadas por el presidente argentino, Alberto Fernández, en la Cumbre de la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) en la Argentina asumió la presidencia protémpore del bloque regional.Tras dos años en que la titularidad de la CELAC estuvo en manos de México —la pandemia de COVID-19 obligó a postergar un año el cambio de mando—, Argentina tomó la posta de la organización que funciona desde 2011 y engloba a una treintena de países de Sudamérica, Centroamérica, el Caribe y México.En su discurso, Alberto Fernández dedicó un especial saludo al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y al canciller mexicano, Marcelo Ebrard, por haber, durante sus dos años de presidencia protémpore, logrado «revitalizar una CELAC que está más viva y fortalecida que nunca». El argentino aseguró que buscará «dar continuidad» a la iniciativa mexicana de consolidar a la Comunidad como el bloque madre de la integración latinoamericana.

Pero además, Argentino presentó al resto de los países un plan de trabajo basado en 15 «ejes de acción» a través de los que el país sudamericano estructurará el trabajo de la organización durante 2022.

Los ejes planteados por Argentina son recuperación económica postCOVID; estrategia sanitaria regional; cooperación espacial; ciencia, tecnología e innovación para la inclusión social; gestión integral de desastres; educación; fortalecimiento institucional y agenda CELAC contra la corrupción; seguridad alimentaria; diálogo con socios extrarregionales; integración de infraestructura latinoamericana y caribeña; cooperación ambiental; desarrollo y perfeccionamiento de la operatividad de la CELAC; mejora de la situación y condición de las mujeres en los países miembros; transformación digital y cooperación; y cultura.

De todos modos, el Gobierno argentino puso énfasis en algunos en particular, como la necesidad de «concertar posiciones en la CELAC ante organismos financieros internacionales». El planteo argentino se enmarca en las negociaciones entre Buenos Aires y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para el pago del préstamo de 44.000 millones de dólares otorgado a Argentina durante el Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019).

«Quiero dar las gracias por el apoyo que Argentina ha recibido de todos ustedes en la negociación con el FMI. Lo agradezco porque uno se siente mucho más fuerte sabiendo que hermanos latinoamericanos y caribeños lo están acompañando», destacó el argentino.

El impacto del cambio climático en el Caribe

Para el presidente argentino, sin embargo, la prioridad del bloque en los próximos años debe estar centrada en las acciones ambientales necesarias para combatir el cambio climático, ya que «en mayor o menor medida a todos nos atraviesan los efectos negativos de la mutación del clima».Fernández se centró en lo que sucede «en nuestra América insular», dado que «el Caribe viene padeciendo esos efectos de un modo mucho más preocupante».»Allí el avance de las aguas e inclemencia de ciclones y tormentas que se repiten con más asiduidad acaban por devastar poblaciones enteras que reclaman nuestra atención. No podemos mirar impávidos semejante realidad», advirtió el mandatario.Fernández colocó esta cuestión en el centro del discurso, asegurando que «el problema generado por los efectos del cambio climático en el Caribe debe ocupar el primer lugar en la lista de problemas que enfrentamos».»La integración será real cuando el dolor de algunos de nosotros sea el dolor de todos y cuando el éxito de alguno de nosotros sea compartido por por el conjunto», sintetizó el argentino.

El riesgo de que los países insulares queden bajo el mar producto del cambio climático había sido advertido en la COP26, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que se desarrolló en Glasgow en 2021, por Mia Mottley, la primera ministra de Barbados, uno de los países que integran la CELAC.»Nuestro mundo no sabe que está jugando con fuego y, si no lo controlamos, este incendio nos quemará a todos», lanzó la jerarca en esa oportunidad, en un discurso que se viralizó y se convirtió en un emblema del grito de los países insulares por contener el cambio climático.