Secretaría de Salud llama a detectar síntomas de la influenza estacional

* A la fecha se han aplicado 549 mil 573 dosis de la vacuna ° Con ello se alcanza un 73.9 por ciento de avance en la vacunación contra esta enfermedad

0
115
Hermosillo, Sonora, 26 de enero de 2022.- La temporada de influenza estacional continúa vigente, por lo que la Secretaría de Salud de Sonora (SSA) llamó a la población a vacunarse contra la enfermedad, así como a detectar sus principales síntomas como fiebre o escalofríos, tos, dificultad para respirar, fatiga, dolor de garganta, mucosidad nasal o nariz tapada, dolor muscular, molestias corporales, dolor de cabeza, vómitos, diarrea, cambio o pérdida del gusto o el olfato, aunque esta última es más frecuente con COVID-19.

La dependencia estatal destacó la importancia de vacunar a los menores de seis a 59 meses de edad contra dicho virus y a las personas que ya se vacunaron, acudir a completar su esquema o aplicarse el refuerzo correspondiente.

Tanto la influenza como Covid-19 pueden desarrollar signos y síntomas leves o graves e incluso asintomáticos, por lo cual es fundamental que la ciudadanía se vacune contra ambos virus, ya que son enfermedades contagiosas, expuso.

Compartió que, además de la vacunación, las principales medidas de prevención son la higiene de manos y su lavado durante 40 a 60 segundos con agua y jabón y de 20 a 30 segundos con alcohol en gel para manos; también el uso de tapabocas es recomendado para evitar la inhalación o expulsión de gotas de aerosol, y el estornudo de etiqueta, que consiste en estornudar cubriéndose con el ángulo interno del codo.

La SSA destacó que la vacunación es la mejor estrategia para prevenir la propagación de los virus, disminuir la transmisión de la infección, y reducir la morbilidad y la mortalidad de las personas que tienen factores de riesgo. Actualmente la vacunación contra Covid-19 sigue un protocolo federal según grupo de edad y municipio.

Para finalizar, recordó que tanto Covid-19 como la influenza pueden provocar enfermedades graves y complicaciones en personas vulnerables como adultos mayores, personas que sufren hipertensión, diabetes mellitus, inmunosupresión, asma, mujeres embarazadas, y en el caso de influenza, en niños menores de 5 años.