Productores se preparan: auguran un año positivo para la agricultura

Especialistas del sector estiman que habrá 65% más de lluvias en la región de Sonora, lo que ayudaría al campo y su producción

0
92

Tras una intensa sequía de más de 15 meses, los campos agrícolas y el sector ganadero de Sonora resultaron beneficiados con la temporada de lluvias del 2021, la cual se estima sea superada en 2022.

Las proyecciones prevén que este año se registren entre 60 y 65% más de precipitaciones que las presentadas en 2021 debido al fenómeno de La Niña.

Históricamente, los agricultores y productores pecuarios de la región han enfrentado la ausencia de lluvias y las altas temperaturas con diversos mecanismos que contribuyen a un manejo adecuado tanto de hortalizas como de agostaderos.

El año pasado fue durante el segundo semestre cuando mejoró el panorama, ya que los mantos acuíferos recibieron una alta recarga de agua lo que garantizó un ciclo agrícola favorable, así como pastizales para mantener el hato ganadero por varios meses.

El melón es otra de las frutas que más consumen agua / Foto: Cortesía | Javier Ruvalcaba

A pesar de esta situación y ante los pronósticos positivos para 2022, los productores continúan tomando medidas para sacar adelante sus cultivos y reses con la finalidad de evitar una crisis derivada de la sequía.

Agua, un factor indispensable para los cultivos

Javier Ruvalcaba Esquer, asesor agrícola y especialista de la empresa Crown Jewels, comercializadora de frutas y verduras de exportación con destino a Estados Unidos y parte de Canadá, señaló que lo principal que deben tener en cuenta es la previsión y ahorro de agua.

Recordó que aunque las lluvias de 2021 fueron favorables, no fueron suficientes para asegurar una mayor producción, por lo que este año es importante que los productores cuenten con una estrategia tomando en cuenta diversos factores, como el fenómeno de La Niña y los huracanes.

La zona de la sierra es la que más lluvias recibe / Foto: Carlos Villalba | El Sol de Hermosillo

El especialista recomendó impulsar la conservación del agua, así como no incrementar el volumen de los cultivos si no se tiene garantizado el recurso hídrico para mantenerlos, además de aprovecharla con productos que solo requieran un consumo básico.

“Por ejemplo los melones o sandías son frutas que requieren una mayor cantidad de agua, la mejor parte es cuidarla y tratar de no incrementar de forma abrupta la densidad o volumen de siembra”, explicó.

Los beneficios del estado del tiempo

Para realizar un proyecto anual adecuado, dijo que lo óptimo es analizar la temporada de ciclones tropicales y crear una estimación sobre este factor, aunado al sistema de La Niña, la cual se prevé que aumente las posibilidades de lluvia este año.

“Este año empezamos con buen auge, había buenas sensaciones para el pasado y este año, se dice y se ha visto, que por el fenómeno de La Niñaserá entre 60 y 65% más «llovedor» que el 2021, quiere decir que vamos a tener más agua”, expresó.