Presidente rechaza construcción de muros fronterizos para contener migración; fenómeno requiere atender causas, afirma

0
63

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el Gobierno de México no acepta la construcción de muros fronterizos como medida para controlar el flujo migratorio; reiteró que la atención de las causas de este fenómeno es una solución estructural y humanista.

“Desde luego, por adelantado, no queremos muro en la frontera, mucho menos en nuestro territorio, o sea, para que no se especule”, aclaró ante el planteamiento de la supuesta intención del gobierno estadounidense de instalar una barrera de contención de personas en el Istmo de Tehuantepec.

Al encabezar la conferencia de prensa matutina, el mandatario sostuvo que “lo que ayuda es que se apoye a los países con población pobre que no tienen empleo y que tienen como opción migrar para buscarse la vida”.

Indicó que es urgente asistir a la gente de escasos recursos de los países de Centroamérica y el Caribe a fin de evitar que abandonen sus lugares de origen.

“No puede ser que haya 800 millones de pobres en el mundo que perciben, viven o sobreviven con un dólar diario habiendo una minoría que tiene fortunas inmensas. (…) Es un asunto de desigualdad que eso es lo que provoca —junto con la corrupción—, porque eso va a acompañado de la usura, del saqueo de recursos naturales, eso es lo que produce pobreza, migración, problemas de salud, violencia”, enfatizó.

El jefe del Ejecutivo destacó que la administración del presidente de Estados Unidos, Joseph Biden, no continuó el muro en la frontera norte de México.

“El que dijo: ‘no construir’ fue el presidente Biden y eso se reconoce porque también es propaganda, con todo respeto, publicidad y no ayuda en nada eso”, señaló.

México propondrá formalmente a la ONU terminar guerra en Ucrania con tregua mundial

El presidente López Obrador adelantó que el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon, presentará este mes a la Organización de las Naciones Unidas la propuesta de tregua mundial con el objetivo de terminar el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania y las consecuencias que este ha derivado, como la crisis económica mundial.

“Cinco años, cuando menos, sin pruebas nucleares, sin amenazas, sin intervenciones, sin estar participando en conflictos internos; cinco años para que los gobiernos se dediquen, se ocupen de atender las necesidades de la gente, los graves y grandes problemas de cada nación”, detalló.

Este planteamiento surge de la iniciativa del presidente de México e incluye la creación de un comité liderado por el papa Francisco, el primer ministro de la India, Narendra Modi, y el secretario de la ONU, António Guterres, quienes promoverían el diálogo como mecanismo de solución a los conflictos mundiales.

“Debería de buscarse la paz porque no se hizo el trabajo para evitar esa guerra, ni los mandatarios de las potencias ni la ONU, pero todavía es tiempo”, aseveró.