No habrá impunidad por colapso de mina en Coahuila, afirma presidente; labores de rescate se intensifican

0
76

El presidente Andrés Manuel López Obrador garantizó que se aplicará la política de cero corrupción e impunidad en el caso de la mina de carbón colapsada en Sabinas, Coahuila, donde permanecen diez trabajadores.

“Nosotros vamos a actuar, le hemos estado pidiendo a la Fiscalía (General de la República) que actúe con rigor, que no haya impunidad, pero lo que más nos importa es el rescate de los mineros y en paralelo se ve la parte judicial, los responsables y luego no dejar en el desamparo a los familiares”, subrayó.

Al encabezar la conferencia de prensa matutina, el mandatario reiteró que la prioridad del Gobierno de México es el rescate de los mineros y las indagatorias se realizan de manera simultánea para llevar ante la justicia a los responsables.

“No se cierra la investigación y no hay impunidad para nadie. Los que resulten responsables. No hay impunidad para nadie y puede ser que quieran maniobrar, (…) hay que investigar bien a fondo”, enfatizó.
En el Salón de la Tesorería de Palacio Nacional, el jefe del Ejecutivo explicó que estos trabajadores no estaban inscritos en el Instituto Mexicano del Seguro Social ni en algún sindicato.
“En toda esa región ha habido mucha corrupción, es lo que ha imperado, cacicazgos y con mucha influencia política, gobernadores caciques en toda la región y empresarios también corruptos vinculados a políticos. (…) Por ejemplo, en el caso de esta mina, no están sindicalizados porque no permiten que el trabajador se proteja”, abundó.
La concesión de esta mina data de 2003, —se otorgó durante la administración de Vicente Fox— y tiene vigencia hasta el 2053. El Gobierno de la Cuarta Transformación no ha otorgado ninguna concesión al respecto.
El presidente López Obrador indicó que los trabajos de rescate continúan día y noche a través de un grupo interdisciplinario federal, estatal y municipal de especialistas, ingenieros y mineros de la región.
“El principal problema es la inundación de los pozos y se procedió desde el principio —porque eso fue lo que aconsejaron los expertos— quitar el agua y se tienen bombas que están extrayendo en promedio hasta 300 litros por segundo, pero los pozos tenían una profundidad de agua de 30 metros aproximadamente, entonces han ido bajando el nivel del agua”, señaló.
Se contabilizan más de 200 horas de labores ininterrumpidas. Se acondicionó un nuevo espacio con hospital móvil para familiares, a quienes se les informa de manera permanente sobre las acciones que se ejecutan.
En un enlace en vivo durante la conferencia matutina, la coordinadora Nacional de Protección Civil, Laura Velázquez Alzúa, informó que son favorables las condiciones para entrar por los trabajadores.
“Estamos en un 97 por ciento de extracción de agua, así que ya tenemos todas las condiciones para bajar hoy. Toda la madrugada retiraron material para ingresar en estos momentos a la búsqueda y rescate; vamos a seguir bombeando de manera simultánea, no va a parar el bombeo de agua”, detalló.
Ayer, 11 de agosto, personal de la Secretaría de la Defensa Nacional descendió en el pozo 4 para retirar polines que obstruían la entrada. Posteriormente se colocó una bomba de lodo de 150 caballos de fuerza de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), óptima para extraer el remanente en el pozo.

En tanto, el pozo 2 mantiene la operación de una bomba de 50 caballos de fuerza permanentemente. Durante la madrugada de este viernes, se retiraron cuatro bombas que ampliarían el espacio en el pozo para facilitar el ingreso del personal de brigadas de búsqueda y rescate.

Incrementó el número de barrenos con la finalidad de aumentar el volumen de extracción. A la fecha hay seis bombas con una potencia de 305 caballos de fuerza y se sumarán cuatro para reforzar la capacidad de salida de agua.
Seguirán las inspecciones en los tres pozos y el retiro de escombros.

“Ya estaremos en unos minutos revisando esta posibilidad; podemos ingresar a los tres pozos y se tienen preparados los recursos necesarios para iniciar acciones de búsqueda y rescate”, apuntó.

Reconoció el trabajo constante y coordinado entre autoridades federales, estatales y municipales, quienes siguen las recomendaciones de expertos y emplean las mejores estrategias.

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González, informó que el pozo 1 registra una disminución considerable de agua al tener 70 centímetros; el pozo 2 se ubica en 3.9 metros y el pozo 3 alcanza los 4.7 metros.
“Se logró trabajar durante la noche con buenos resultados. Esperamos que hoy podamos tener los niveles suficientes para poder hacer el rescate”, remarcó.