México no tomará represalias económicas contra Rusia: AMLO

Ante la creciente ola de sanciones económicas contra Rusia por la invasión a Ucrania, México no se sumará para no entrar en conflicto, dijo AMLO.

0
154

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó este martes que México no se sumará a las sanciones económicas contra Rusia por la invasión que mantiene sobre territorios ucranianos y que ha provocado el bloqueo económico de naciones como Estados Unidos y la Unión Europea.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, el jefe del Ejecutivo federal indicó que es prioridad de México mantener buenas relaciones con todos los países y en este caso no tomar una postura, garantiza que el país pueda entablar conversaciones con Rusia y Ucrania. 

“Nosotros no vamos a tomar represalias de tipo económico porque queremos mantener buenas relaciones con todo el mundo y queremos estar en condiciones de poder hablar con las partes en conflicto”, dijo el mandatario federal.

El tabasqueño reiteró su rechazo a la invasión militar rusa con Ucrania, así como las que promueve Estados Unidos y China. De igual forma, dijo que su administración trabaja activamente para que la ayuda humanitaria llegue a Ucrania a través de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

“Estamos promoviendo para que la ayuda humanitaria llegue a Ucrania a través de la ONU pero no podemos más, no podemos caer en un protagonismo que no tiene que ver con la mesura que debe prevalecer en política exterior”, indicó. 

El pasado viernes, Estados Unidos anunció, junto con la Unión Europea, sanciones económicas y restricciones de viaje contra el presidente ruso, Vladimir Putin, y el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, en represalia por su agresión a Ucrania.

Entre las sanciones que occidente ha impuesto a Rusia, Estados Unidos y Reino Unido anunciaron medidas que expulsarían a la gran mayoría de los activos bancarios rusos de ambos países. Entre los nuevos objetivos se encuentran Sberbank y VTB Bank, los dos mayores prestamistas de Rusia.

Los líderes de la UE han acordado sanciones que afectan al 70% del mercado bancario ruso y a importantes empresas estatales, incluidas las de defensa. 

De igual forma, la aerolínea rusa Aeroflot suspendió todos sus vuelos a Europa y a sus países vecinos hasta los próximos meses de marzo o mayo.

También ha cancelado sus vuelos a varios de sus destinos en Estados Unidos y Latinoamérica dado que el cierre del espacio aéreo europeo y canadiense obligaría a sus aviones a dar un gran rodeo.