Los militares invierten 394 mdp en la construcción de las gasolineras del AIFA

Las tres gasolineras del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, una empresa operada por la milicia mexicana, venderán combustibles de la marca Pemex

0
79

El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), una empresa operada por la milicia mexicana, invirtió 394 millones de pesos en la construcción de tres gasolineras para que vendan gasolina y diésel marca Pemex a los viajeros y usuarios de la nueva terminal aérea de Santa Lucía.

A la Estación Combustible Frente 6 le inyectaron 158 millones de pesos, a la Estación Combustible Frente 40 le invirtieron más de 124 millones de pesos y a la Estación de Servicio Frente 38 le destinaron más de 111 millones de pesos para su construcción, desarrollo y puesta marcha, según la documentación a la que tuvo acceso Forbes México.

Las gasolineras propiedad de la empresa constituida con un capital social de un millón de pesos por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) venderán combustibles de las marcas: “Diésel Pemex, Magna Pemex y Premium Pemex”.

Las tres gasolineras contarán con una capacidad para almacenar más de 800 mil litros de gasolinas y diésel para venderlos a los automovilistas, cuando esté en funciones esta obra emblemática del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. 

Las estaciones de servicio están ubicadas al interior del campo militar No. 37-D, Gral. de Div. P.A. Alfredo Lezama Álvarez, Santa Lucía, C. P. 55640, Zumpango, Estado de México.

Cada una de las gasolineras del AIFA cuenta con un permiso autorizado por la Comisión Reguladora de Energía para la prestación de servicio de expendio de petrolíferos con una vigencia de 30 años contados a partir de la fecha de su otorgamiento, es decir, desde el 11 de marzo de 2022.

Para la Comisión Reguladora de Energía, el AIFA es una sociedad mercantil constituida bajo la legislación mexicana y cuenta con una estructura accionaria y de capital.

La empresa estatal tiene en su grupo de directivos como su presidente a André Georges Foullon Van Lisun, así como a los consejeros José Gerardo Vega Rivera, Ángel Antonio Cabrera, Ricardo Flores González, Arturo Coronel Flores, Miguel Carrasco Hernández, Alejandro Aguilera Gómez, Carlos Alfonso Morán Miguel y Omar Antonio Nicolás Tovar Ornelas.

Actualmente, AIFA cuenta con permisos para producir electricidad desde un parque solar y con gas natural desde el aeropuerto que será inaugurado el 21 de marzo por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

La operación de las tres estaciones de servicios será responsabilidad del AIFA, quien es responsable del cumplimiento de las obligaciones inherentes a la prestación de los servicios de expendio, así como de las condiciones técnicas y de seguridad que establezca la autoridad competente.

El AIFA está obligado a contratar y mantener vigentes los seguros por daños, incluyendo aquellos para cubrir daños a terceros, de conformidad con la regulación de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos (Agencia).

El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles realizó el pago de aprovechamientos en términos de lo dispuesto por el oficio 349-B-086, emitido por la Unidad de Política de Ingresos no Tributarios de la Subsecretaría de Ingresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público el 09 de marzo de 2021, y de conformidad con el factor de multiplicación a que se refiere el artículo 10 de la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2022.

A la empresa de la milicia mexicana le toca realizar la medición sobre el volumen y especificaciones de los productos recibidos, almacenados y entregados, de conformidad con la normatividad vigente.

También están obligados a realizar la actividad de expendio de productos de procedencia lícita, para lo cual deberá marcar o trazar el producto, en su caso, de conformidad con las disposiciones que para ello emita la Comisión Reguladora de Energía.

Otra de las obligaciones del AIFA es expender los productos y marcas autorizados según el permiso, por lo que, el cambio de los mismos no podrá realizarse si no cuenta con la autorización correspondiente por parte de la Comisión Reguladora de Energía.