VORTICE… En Síntesis

0
23

Beatriz Gutiérrez Müller en Caborca

POR: BRISA RETANO

Durante el Foro de Archivos Históricos de Sonora se analizó la memoria de los pueblos indígenas, el estado actual de los archivos históricos municipales de la entidad y la participación de los cronistas en su difusión, pero muy en especial me llamó la atención la intervención de Beatriz Gutiérrez Müller, quien realizó su participación como presidenta de la Coordinación Nacional de la Memoria Histórica y Cultural de México.

Hay que destacar que dicha coordinación es un proyecto que fue presentado el 19 de noviembre del año pasado en el Archivo General de la Nación, cuyo objetivo es preservar los archivos públicos y privados de México, por medio de su resguardo físico y la creación de una plataforma digital en la que se concentren todos los documentos para su consulta y difusión pública. También hay que mencionar que el consejo asesor externo y honorario (que preside Beatriz Gutiérrez Müller), trabaja  de manera gratuita y voluntaria, aportando un apoyo metodológico, técnico y creativo, con el fin de coadyuvar en la custodia de la riqueza cultural de México. 

Durante el evento, realizado en Caborca, en tierra de los Tohono O´otham, Beatriz Gutiérrez Müller pidió no olvidar las raíces, la historia de las familias, pueblos y personas e instó a proteger todos los acervos patrimoniales de los archivos del país. Y desde uno de los desiertos más grandes de México reconoció que se tiene que aprender y tomar el ejemplo de los pueblos originarios. 

Desde el Museo Histórico y Etnológico, así como desde la misión de La Purísima Concepción de Nuestra  Señora de Caborca, fundada en 1692 por el Padre Eusebio Francisco Kino, Gutiérrez Müller mencionó que una de las características de los pueblos originarios era la resistencia, y dijo:

“Porque la resistencia es lo que les ha permitido sobrevivir, y en el siglo XXI seguimos enseñando que lo mejor de vida está en las cosas sencillas, por tanto los pueblos originarios de este país y de esta región en particular de Sonora, tienen y tendrán de mi parte todo el respeto”.

“Aquí convergen especialistas con personas que por siglos han cuidado su patrimonio y su cultura, su lengua, su vestir, y todo lo que ha configurado como pueblo originario a la fecha, y son quienes nos van a enseñar a nosotros…”

En sí, estas fueron algunas de las señales con la que se desplaza la esposa del presidente de la República, dejando ver sus intereses y preocupaciones como académica e investigadora.

También dijo que hay países nuevos y que México es un país viejo, pero que lamentablemente sus enormes riquezas han sido sistemáticamente saqueados.

“Cada rincón en el mar, en la tierra, en las montañas, es nuestro. Hay que cuidarlo, porque si no lo cuidamos nosotros, nos lo quitan, nos los roban, y yo creo que ya no debemos permitir eso. No lo permitan”. 

Reiteró la solicitud ante los asistentes de no olvidar los orígenes de ningún tipo como: pueblo, partido político, región o familia, y ponerlos al servicio de los demás.

En otro mensaje a destacar fue el que le dirigió a la gobernadora Claudia Pavlovich, a quien le reconoció su fuerza y vigor.

“Las mujeres no tenemos el camino tan fácil como lo tiene los hombres, lo tenemos más difícil, pero creo que tú has logrado imponer con tu fuerza y tu vigor el temple que caracteriza a las mujeres, y yo desde aquí —conste que no somos de la misma orientación— te apoyo, te admiro (…) En particular y quiero hacer esta digresión, porque Claudia es mujer, yo quiero apoyarte, quiero apoyarte porque ser mujer en este país, y ser una mujer política como tú, implica mucho trabajo y mucho esfuerzo”, reconoció.

Esas fueron las palabras de quien llamaríamos en otros tiempos como “Primera Dama”, pero ahora tendremos que acostumbrarnos a que en México no hay primeras, ni segundas damas.

El Sol sale

Correspondencia: brisarz@yahoo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here