Pasión por los Negocios

0
6

POR DEMIAN DUARTE


El pacto de AMLO con el poder económico


Las imágenes son poderosas, también lo es el mensaje, los grandes capitales privados de México decidieron unirse al proyecto de Andrés Manuel López Obrador y su Cuarta Transformación, en búsqueda de impulsar al país, y lo hacen primero en base a los acuerdos y garantías que se les están ofreciendo de que puedan desarrollar sus negocios con certeza jurídica y expectativas de obtener ganancias.

El secreto son las políticas del presidente de la República, en especial el combate frontal a la corrupción, su compromiso con mantener finanzas públicas sanas, la visión de impulsar en un mejor desarrollo y un crecimiento promedio de 4 por ciento de la economía lo que pasa por la necesidad de fortalecer el mercado interno en base a los distintos programas de bienestar que diseño y mantiene activos el gobierno federal.

Carlos Slim Helú, el mayor empresario del país y el quinto hombre más rico del mundo lo dijo con claridad, la expectativa es que el país crecerá y que lo hará pronto, pues hay confianza, proyectos y potencial para invertir.

«Estoy convencido de que vamos a crecer bien y pronto, probablemente no este año, no sé si este año, es intrascendente.

Creo que hay un potencial y que los recursos ahí están y los proyectos ahí están», afirmó al participar como parte interesada en la firma del acuerdo entre empresas de energía y el gobierno federal a fin de garantizar la operación de la red de gasoductos en todo el país.

El mensaje de Carlos Slim —que además minimizó el impacto que pueda tener la cancelación del proyecto del aeropuerto internacional de la Ciudad de México en Texcoco, al señalar que se trata de solo un proyecto entre otros 1 mil 600— no es de ninguna manera asunto menor, como no lo es tampoco su imagen aplaudiendo al presidente López Obrador, pues emblematiza una nueva alianza entre el gobierno federal y el sector privado.

De hecho la presencia de Carlos Salazar Lomelí, presidente del Consejo Coordinador Empresarial y su aval también a las políticas públicas del presidente López Obrador así lo hacen ver.

Viene pues una nueva fase, una etapa de auge y de luna de miel entre el gobierno de la 4T y el sector privado y eso nos conviene a todos, la posibilidad de potencialidad el crecimiento, fortalecer el mercado interno y propiciar un desarrollo más equilibrado para México, nos pone en la ventana de ser una de las economía emergentes a nivel global, lo que aunado al prestigio que adquiere el nuevo régimen, marca la pauta para grandes cosas por venir.

Por supuesto no todo es miel, hay diferencias, hay situaciones, la oposición se siente acorralada, sin embargo también es real la visión del presidente Andrés Manuel de que el grueso de la población en México realmente está feliz, porque está palpando el cambio.


Correspondencia a demiandu1@me.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here