Vortice… Los mensajes de odio de Trump

0
22

Por Brisa Retano

En el tiroteo en El Paso, Texas, del sábado 3 de agosto fallecieron baleados 22 personas, incluidos 8 ciudadanos mexicanos. Son casi el mismo número de víctimas por homicidio en El Paso durante todo el año pasado (23, de acuerdo a cifras de la policía).

La mayoría de los fallecidos eran de origen hispano, lo que ha provocado que se le califique como el peor ataque contra los latinos en la historia de Estados Unidos.

En una de las tantas historias que han surgido —lamentablemente luego de esta masacre— la BBC publica lo siguiente:

Son las siete de la mañana y Román García no tiene ganas de ir a la escuela, la misma en la que todos los días jugaba al fútbol durante la pausa de almuerzo junto a su amigo Javier Amir Rodríguez, quien con tan solo 15 años fue la víctima más joven de la masacre ocurrida el pasado sábado en una megatienda Walmart.

La tarde anterior, Román lloró sin parar por las más de dos horas que duró una ceremonia conmemorativa que la secundaria realizó en honor a su joven amigo.

Román recordó: «Lo conozco desde los 11 años. Siempre sonreía, no buscaba problemas, siempre llevaba una bolsa de chips o una golosina al salón de clases», dijo, y al finalizar el acto se deshizo en abrazos con otros de sus compañeros de clase, muchos de ellos con las caras hinchadas de tanto llorar.

En otra nota informativa se lee: «Nunca antes había tenido miedo de ser latina, pero ahora sí», comentó a la BBC Ivonne Díaz, de 31 años, con lágrimas en los ojos.

Ahora bien, los cuestionamientos surgen y es pertinente hacerse la pregunta si los tiroteos son productos de los mensajes racistas del presidente de los Estados Unidos ¿?… Muchos aseguran que sí, que es una forma de la administración “Trumpista” de asegurar la reelección. Aquí lo grave es que con su discurso insta a masacrar a nuestra gente, a nuestros hermanos hispanos con una clara agenda de campaña de odio.

Recordemos las visitas realizadas en Texas en donde el presidente había dicho en su discurso que gracias a la valla de la frontera, que se levantó entre 2008 y 2010, los crímenes habían bajado en El Paso y por eso era una de las ciudades más seguras de Estados Unidos. 

Ahora ya no lo es. Y no ha sido por culpa de los inmigrantes, sino de un supremacista blanco.

El arrepentimiento toca la puerta a Donald Trump, al menos eso deja ver con sus declaraciones, donde condena el racismo, la intolerancia y la supremacía blanca, y añade que estas ideologías siniestras deben ser derrotadas, todo ello luego del tiroteo.

Dee Margo, alcalde de El Paso y la Casa Blanca han confirmado la visita del presidente de los Estados Unidos a El Paso y Dayton (Ohio), donde 13 horas después de la matanza en Texas, otro individuo mató a 9 personas. 

La intención de Trump en su visita para hoy miércoles en El Paso es para solidarizarse con los vecinos y rendir homenaje a las víctimas, pero para muchos vecinos y buena parte de las principales voces políticas en esa ciudad, aseguran que no será bienvenido.

El Sol sale

Correspondencia: brisarz@yahoo.com

Twitter @brisarz

FB: VorticeWeb

www.vorticeweb.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here