Debemos trascender las diferencias políticas para trabajar juntos y en un mismo sentido en el ámbito de la seguridad: Alfonso Durazo.

Por: Brisa Retano

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, pidió durante la Primera Reunión de las Zonas Noroeste-Noreste de la Conferencia Nacional de secretarios de Seguridad Publica, trabajar en coordinación y no pasar a la seguridad pública las consecuencias de las diferencias políticas e ideológicas propias de una democracia que se expresan en ámbito de la vida pública nacional, estatal y municipal.

Ante los secretarios de Seguridad Pública de las zonas Noroeste y Noreste del país y la gobernadora de Sonora, el titular de SSPC, mencionó que no hay forma de recuperar la paz en la falta de coordinación, ni en la polarización política en el tema de la seguridad, y que hoy más que nunca se requiere de la unión y sentido común de los esfuerzos a nivel nacional en las entidades federativas y a nivel municipal.

«No confundamos a la seguridad con las legítimas diferencias propias de una democracia, hay temas de Estado, la recuperación de la paz y la seguridad es sin duda uno de ellos. El Estado mexicano incluye, a los tres poderes y a los tres niveles de gobierno», puntualizó. 

Es imprescindible la coordinación entre los tres ordenes de gobierno, ya que no hay una instancia de seguridad en el país con la capacidad para resolver por sí sola los problemas de inseguridad. Se requiere sumar esfuerzos y recursos sin mezquindades, y sin limitaciones, expresó.

«Cómo decirle a la población -por ejemplo- que padece el agravio cotidiano de la criminalidad, que no podemos trabajar juntos porque tenemos diferencias políticas, eso no es posible, no en materia de seguridad», señaló.

«Más nos vale a todos entenderlo, porque la ciudadanía nos está pasando un costo por cada día que pasa sin que regrese la paz y la tranquilidad a nuestro país», advirtió.

Reconoció que el país vive tiempos sumamente complejos en materia de seguridad, y que desde la etapa armada de la Revolución Mexicana, no se había vivido los niveles de violencia que hoy lamentablemente se atestiguan.

«La violencia y la criminalidad en México no son un asunto de una percepción herrada o desinformada por parte de la gente, para resolver este desafío es necesario mirar de frente con honestidad y sensibilidad el sentir legítimo y el hartazgo de la sociedad, su indignación y su reclamo», reconoció Durazo Montaño.

Mencionó que México se encuentra actualmente en el lugar número 138 del ranking de corrupción mundial.

Dijo que el problema de la corrupción se ha administrado históricamente desde Los Pinos, y recalcó que es desde la cúpula del poder donde se dan las prácticas de deshonestidad.

«Hoy tenemos un presidente honesto que despacha en Palacio Nacional, y si este presidente no pide su mochada, la posibilidad de que un integrante de su gabinete lo haga, es prácticamente nula», consideró.

Aclaró que no hay estrategia de seguridad que pueda tener éxito cuando el contexto es de corrupción e impunidad a nivel nacional y también en los niveles estatales y municipales.

Finalmente dijo que la corrupción es producto de la falta de democracia en la disputa por el poder político, y que cuando unos cuantos se adueñan de las instituciones y sus recursos, el resultado es precisamente la corrupción y la impunidad. Ello -dijo- es caldo de cultivo para la inseguridad y la criminalidad que llegan a convertirse en sus casos más extremos en un negocio administrado desde el poder, señaló. 

Alfonso Durazo Montaño, secretario de Seguridad Pública, llega al C5i Sonora para realizar la Primera Reunión de las Zonas Noroeste-Noreste de la Conferencia Nacional de secretarios de Seguridad Publica.



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here