La presidenta de la mesa directivo del Congreso del Estado, Rosa María Mancha Ornelas acompañada de sus colegas legisladores de la bancada del Movimiento de Regeneración Nacional dio a conocer los niveles de ingreso de las personas que ocupan cargos directivos en el Poder Legislativo Estatal, considerando que ese nivel de privilegios nos se puede mantener para servidores públicos.

Demian Duarte

En ese sentido manifestó que se ha venido dando en el Congreso del Estado un uso dispendioso de los recursos públicos a cargo del Poder Legislativo, donde el presupuesto ha crecido exponencialmente hasta acercarse a los 700 millones de pesos, y una razón de ellos son los altos sueldos que detenta el personal de confianza, que recibe además de su salario, una serie de bonos y compensaciones que colocan sus percepciones por encima de los millones de pesos.

El diputado Raúl Castelo Montaño de Cajeme

Raúl Castelo Montaño, diputado del distrito 15 con cabecera en Cajeme enfatizó que el Congreso de Sonora es de los más costosos a nivel nacional, pues cada legislador le cuesta al erario casi 21 millones de pesos, mientras que el promedio nacional se ubica en 10 millones.

Enfatizó que en Sonora se gasta un 400% más por servicios personales que lo que pagan el resto de los Congreso en los Estados.

Por ejemplo el Oficial Mayor, en este caso Ángel Barrios tiene una percepción anual de 3 millones 100 mil pesos, que se componen de su remuneración bruta de 94 mil 586 pesos, bonos por otros 94 mil  500 pesos, además de una compensación de 53 mil pesos que se suma a una gratificación anual de otros 126 mil 115 pesos, además de una prima semestral de 31 mil 528 pesos, lo que suma un ingreso mensual neto después de impuestos de 258 mil pesos.

Otro caso es el del Contralor, Rafael Jaime Mungarro, que de hecho es el empleado de confianza con mayores ingresos en el Congreso del Estado con 3 millones 591 mil pesos, que se integran por un sueldo mensual de 114 mil 651 pesos, más bonos de 114 mil 651 pesos, una compensación de 50 mil 851 pesos, gratificación anual de 152 mil 869 y una prima semestral que alcanza otros 38 mil pesos, para sumar un ingreso neto de 299 mil 250 pesos por mes.

El director general de administración percibe ingresos por 3 millones 342 mil pesos al año, es decir 278 mil pesos al mes, el director jurídico tiene ingresos por 2 millones 342 mil pesos, lo que equivale a 195 mil pesos mensuales.

En general el personal directivo que fue cesado por la anterior legislatura y que busca ser reinstalado en sus cargos, tiene percepciones que  rondan los  2 millones 82 mil pesos al año, o lo que es lo mismo 173 mil pesos mensuales (el más bajo que corresponde a una subdirección de cobertura y difusión) y que escalan  niveles de 2 millones 400 mil y hasta los 3 millones y medio que percibe el contralor.

Los diputados que integran la nueva mayoría en el Congreso de Sonora manifestaron que esa situación simplemente no puede continuar, pues de acuerdo con los criterios de austeridad republicana que operan a partir de la cuarta transformación de México y en base a lo ya legislado en el Congreso de la Unión, ningún funcionario puede ganar más que el próximo presidente, Andrés Manuel López Obrador, por lo que a partir de enero el tope se ubicará en 108 mil pesos.

De hecho consideraron una ironía que los directivos en el Congreso tengan percepciones mayores que las de los diputados, que de acuerdo con el presupuesto tienen acceso a una remuneración de 96 mil pesos por mes, además de una serie de recursos etiquetados para gastos de gestión legislativa en sus respectivos distritos y para pago de asesores y demás personal, que equivalen a 100 mil pesos adicionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here