En una excepción a la regla, se propone eliminar la solicitud de factura de propiedad a los artículos que se recolectan en la basura como lo son, plástico, latas, cartón y papel.

Con esta reforma a la Ley que regula yunques y recicladoras del estado, las familias que viven de esta actividad, podrán seguir llevando el sustento a su casa.

Se estima que más que 40 mil familias en Sonora llevan a cabo alguna actividad de reciclaje.

Para que las familias sonorenses que viven del reciclaje de basura puedan seguir llevando el sustento a sus hogares, el diputado Omar Guillén propuso este miércoles que se elimine la solicitud de factura para la comercialización de residuos como plástico, latas, cartón y papel.

Con ese fin, el legislador presentó una iniciativa con proyecto de Decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones del Código Penal del Estado de Sonora y de la Ley que Regula el Funcionamiento y Operación de Yunques y Recicladoras para el Estado de Sonora.

“Mucha gente se dedica a la recolección, al reciclaje, para poder llevar el sustento a su casa, en ese orden de ideas, nosotros estamos planteando una excepción a la regla donde muy particularmente en los mencionados productos no se le exija la factura”, explicó Guillén Partida.

Tanto para las empresas recicladoras es importante poder quitar algunas trabas que puedan impedir el desarrollo de esta actividad y, por otro lado, para que las familias que se dedican al reciclaje puedan seguir trabajando en esta actividad, detalló.

El legislador señaló que muchas personas que se dedican al reciclaje le dijeron que ellos no podían presentar una factura, puesto que ellos recogen esos residuos de muchas casas, negocios, de eventos que se realizan.

Antes de que se aprobara la ley, en Hermosillo existía una compra al mes por parte de los recicladores de 1,200 toneladas de cartón y se reduce a 700; en el caso del papel era de 300 y ahora de 180; en el caso del plástico 80 toneladas y ahora 25, y el aluminio 350 toneladas y actualmente 200 toneladas.

“El requisito que estamos buscando se pueda exceptuar, es el de que se les exija factura o que estén dados de alta en hacienda, nada más en este tipo de artículos, que resulta muy difícil poder facturarlos”, explicó.

“Esto beneficiaría a cerca de 40 mil familias en Sonora que dedican al reciclaje en diferentes modalidades, y a las que las actuales disposiciones les están pegando en su economía familiar, por lo que buscamos que la ley les siga dando la oportunidad de poder continuar con esta actividad”, añadió.

Los únicos requisitos que tendrían que cumplir serían la identificación, las huellas digitales, que son las que ya se señalan actualmente en la ley de regula el funcionamiento y operación de los yunques y casas recicladoras.

Fuente: Congreso

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here