El mundo feliz de Campa Cifrián

0
46

Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

Vaya compromiso que se hecho encima el secretario del Trabajo de la Federación Roberto Campa Cifrián, quien sostuvo que al haber roto todo precedente en materia de generación de empleos con 3 millones 400 mil registrados oficialmente hasta el cierre de febrero, ahora el gobierno de Enrique Peña Nieto buscará darles mejor nivel salarial a los trabajadores.

Y no, de ningún modo es día de los Santos Inocentes, ni tampoco son “Fake News”, el funcionario dijo categórico en entrevista que para empezar este sexenio (al que le quedan 9 meses como mucho) se alcanzarán a crear al menos otros 600 mil empleos formales y que al mismo tiempo se trabajará para promover un mejor nivel de ingresos a partir de impulsar por una parte un aumento al salario mínimo que actualmente es de 88 pesos.

Dijo en entrevista que los empleos creados en el sexenio son de hecho de buen nivel salarial, ya que promedia entre 3 y 4 salarios mínimos, es decir de 260 a 350 pesos por jornada, lo que si bien dista ser un nivel ideal de percepción, ya proyecta los ingresos del trabajador en niveles que van de 8 mil a 10 mil 500 pesos.

Y en todo caso asegurado que se trata de una nueva etapa en el desarrollo de la economía del país, donde la nueva cultura laboral, que permite un mayor entendimiento entre patrones y trabajadores, permite tener la paz laboral y las condiciones que propician un marco de mejores condiciones, en especial porque los empresarios comprenden que su mayo activo es la fuerza de trabajo, mientras que las organizaciones sindicales han asimilado que cuidar y conservar las posiciones laborales es en todo caso lo más importante para avanzar social y económicamente.

La verdad es que me llamaron la atención sus comentario, pues el funcionario reconoció que el asunto del salario mínimo de 88 pesos permanece como un elemento insuficiente para digamos dejar atrás la minipercepción de la brecha de pobreza, razón por la que dijo se buscará un nuevo aumento en las próximas semanas.

Desconozco si se haya logrado romper con el viejo paradigma, pero por experiencia directa debo anotar que la percepción que tiene el funcionario de la realidad laboral y económica de muchos mexicanos se acerca más a la perspectiva del mundo feliz, que al impacto cotidiano que tiene el empobrecimiento en la mayor parte de los obreros y trabajadores.

Mire, incluso por ahí se refirió al caso de Sonora como ejemplo, enfatizando un detalle que aquí le le he compartido, nuestra entidad es el estado con peor índice de informalidad laboral del país con una tasa del 42% que comparada con el promedio nacional luce realmente baja, pues la nacional es de 57% y la de algunos de los estados más atrasados económicamente como Oaxaca, es de 81%.

Y el asunto es que en Sonora la misma gobernadora Claudia Pavlovich ha reconocido que más allá de las buenas cifras en generación de empleo que ha presentado la entidad, la asignatura pendiente son los niveles de ingresos, pues se trata en si de mejorar la calidad de vida de más y más sonorenses, razón por la que se vienen haciendo esfuerzos como el de ayer, de impulsar la productividad de sectores clave.

Ayer de hecho se instaló el Consejo Estatal de Productividad con el objetivo de establecer una vinculación del sector más dinámico y con mayor valor de nuestra economía, que es la minería, pues de lo que se trata es de aplicar modelos diseñados y desarrollados en países con un alto componente de minería en sus economías como Chile, Australia y Canadá e incorporarlos para impulsar una mayor producción pero también limpieza en sus procesos, con el componente adicional de que al subir la productividad los trabajadores podrán obtener mejores ingresos.

Y mire, el sector minero es de los que mejores sueldos y salarios pagan, por eso es que veo los datos de Campa Cifrián como un buen deseo, más que tomo una realidad tangible.

***

Pues volvió Don Samuel Ocaña a la política y lo hace para buscar gobernar por segunda vez a su muy querido Arivechi, en una movida que se antoja muy inteligente de parte del PRI, pues lanzar de candidato a un caballero de la política como es Ocaña García, reconocido en todo nivel como un gobernante honesto y de una rectitud intachable, hace ver a muchos que no todo está perdido en el mundo de la política, pues no todos los que andan ahí son corruptos.

Don Samuel fue gobernador de 1979 al 85, pero antes fue alcalde de Navojoa por allá en 1973, es decir hace 45 años. También fue alcalde de Arivechi del 97 al 2000 y ahora va por la segunda vuelta.

No cabe duda que la energía y capacidad de trabajo de alguien como Don Samuel, el único ex gobernador que yo conozco que puede andar en la calle saludando a todo mundo, es algo que se agradece y seguramente tendrá un impacto favorable para su partido, el PRI.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here