¿Cuáles son los mitos de los seguros?

0
34

Mis Finanzas

Alberto Tovar

Muchas cosas se dicen sobre los seguros, algunas pueden tener elementos de verdad, pero la incertidumbre puede eliminar la posibilidad de adquirirlos. Desmenucemos estas creencias y reflexionemos sobre su utilidad para resolver de forma atinada.

1.- “Son caros y no tengo dinero para pagarlos”. Un buen asesor debería de ofrecer a sus clientes la póliza de acuerdo a sus condiciones económicas, pues hay opciones de bajo costo, dependiendo de la cobertura y las características de quien la toma. Investiga y veras que sí existe la manera de ajustar cualquier modalidad a tu presupuesto.

2.- “Debo asegurarme contra todo”. Algunos caen en un exceso de protección, lo cual lleva a una salida de dinero considerable. Lo importante es cubrirte de eventos catastróficos que puedan dañar tu patrimonio familiar o que de suceder, no tengas la capacidad de enfrentar. Lo obvio serían los gastos médicos mayores, fallecimiento, invalidez, proteger tu vivienda o ante un accidente automovilístico. Si tienes recursos suficientes podrás hacerlo en otros aspectos.

3.- “Adquirir un seguro es tirar el dinero”. Es el tipo de servicio que nos gustaría no utilizar, porque usarlo significa la presencia de un percance. Hay dos elementos a destacar: la cobertura te da tranquilidad de contar con un soporte de contingencias y los esquemas con recuperación permiten obtener un beneficio sin la ocurrencia de una defunción.

4.- “Estoy joven para asegurarme”. Las pólizas deben estar en función de las características del cliente. Evitemos a los agentes que sólo quieren vender. Por ejemplo, si bien las enfermedades no tienen límite de edad pero suele ser menos probable que pasen en la juventud, se deben considerar las responsabilidades de la persona. Padres jóvenes podrían buscar protección para sus hijos o garantizar la cobertura ante la ausencia de preexistencias médicas.

5.- “Hago rica a mi familia si me muero”. Sería demasiado caro contratar sumas exageradamente altas y la idea es resolver un problema apremiante, más allá de solucionar para siempre la vida económica de los beneficiarios. Busquemos esquemas que podamos solventar y no minen las necesidades cotidianas, además de la capacidad de ahorro.

6.- “La compañía dejará de pagar”. De ocurrir un evento, la aseguradora investigará vicios ocultos para impedir el desembolso y por eso es fundamental que todo esté en regla y vincularse con una empresa seria, con prestigio en el mercado.

El punto central es analizar para estar bien convencidos del tipo de coberturas que se requieren.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here