Pasión por los Negocios

0
54

El llamado de Claudia: Dejar atrás el egoísmo y ser solidarios

Por Demian Duarte

Claro y directo, aunque sin mencionar a los grupos que se han inconformado por la construcción del Nuevo Hospital General de Especialidades, ayer la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, en lo que fue su retorno de lleno a la actividad pública, aprovechó el escenario del lanzamiento de una campaña de solidaridad llamada “México de Pie” —que organiza la Fundación Teletón— para mandarles un mensaje y pedirles dejen atrás egoísmo y materialismo y sean solidarios con quienes menos tienen.

La mandataria estatal fue como es su costumbre muy fina en la manera de plantear las cosas, sin embargo no por ello menos contundente, pues llamó a los sonorenses a ponerse de pie y apoyar a sus semejantes, no excluirlos por cuestiones de clase social, raciales o ideologías además de que pidió a la comunidad dejar atrás el egoísmo y el materialismo y ser más solidaria e incluyente.

Pavlovich Arellano incluyó en su mensaje valores como disciplina, trabajo, honorabilidad, respeto y tolerancia como valores esenciales de la vida y señaló que así como en lo personal ella busca ayudar al mayor número de personas posible, el llamado es a otras personas que son exitosas a que se comprometan, porque a su ver el éxito personal no necesariamente implica a una sociedad exitosa, pues se trata de resolver los problemas de la comunidad en general.

“Aquí estamos gente de todos los colores de todas las instituciones, universidad, empresarios, organizaciones civiles, el gobierno, presidentes municipales de Hermosillo, Guayas y Navojoa, el Congreso del Estado, los medios de comunicación”, recalcó para invitar a los ciudadanos a que se sumen a la causa de ver por el bien común y no por el interés particular, destacó en el evento.

Y mire, como en política nada es casualidad, acto seguido la mandataria se trasladó al área donde está por arrancar la primer obra de infraestructura que acompaña al Hospital y que es la ampliación del Bulevar Carlos Quintero Arce, justo una de las obras viales de desfogue del tráfico para aliviar los problemas que padece actualmente la zona poniente de Hermosillo.

El asunto de fondo es que el debate que se ha generado alrededor de ese proyecto se ha centrado desde el inicio en una cuestión de clases sociales, en donde los vecinos quizás con buenas intenciones, antepusieron su posición económica privilegiada, señalando que la zona en donde se busca construir el mencionado hospital tiene que ver con otro estrato económico.

Lo peor es que en mensajes para grupos del Whattsapp los vecinos alimentaron esa idea tratando de generar miedo al proyecto, sin siquiera conocerlo, arengando los presidentes de los comités de vecinos a lo que consideran una amenaza a la plusvalía y tranquilidad de la zona, y en otros mensajes no tan privados, pues fueron expuestos en redes sociales, muchos de plano se desgarraron las vestiduras asumiendo que muchos de sus prejuicios se convertirían en realidad.

Pero mire, tengo la sensación de que el hospital va, por la simple y sencilla razón de que no se pueden anteponer el interés de unos pocos al beneficio a otros muchos, y por desgracia parece que no hay modo de hacer entender que más allá del Bulevar Colosio y los conjuntos residenciales de medio y alto lujo que han nacido ahí, existen otros residentes de la zona, que llegaron muchos años antes y que son personas de condición más bien humilde y de clase trabajadora que muy bien podrán aprovechar la cercanía del nuevo hospital, al igual que sus vecinos pudientes.

Mire, es interesante lo siguiente, pues el cálculo no debe ni puede ser lineal, se trata de un perímetro en el que hay muchas colonias de todo tipo, y es importante también lo siguiente, en Hermosillo existen 2 mil 300 colonias, lo que significa que los vecinos que se oponen (que no son todos además) tienen la representatividad de apenas el 1 por ciento de la sociedad capitalina.

Me parece que era muy importante que la gobernadora Pavlovich pusiera las cosas en claro, porque después del ejercicio de dialogo que encabezaron funcionarios como Gilberto Ungson y Natalia Rivera, la mecha del movimiento parece irse apagando, y es que no debe descuidarse el enfoque del bien común, sobre el interés particular, en este y en todos los casos donde pueda existir polémica.

 

Correspondencia a demiandu1@me.com
En Facebook Pasión por los Negocios
En Twitter @demiandu

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here