Además de la inversión en el nosocomio se prevén obras por 440 millones de pesos para impulsar un mejor desarrollo de la zona

El Nuevo Hospital de Especialidades de Sonora, viene acompañado de un proyecto integral de infraestructura que incluye nueva vialidades, un paso a desnivel en el Colosio y Solidaridad, la reparación del colector de aguas residuales del poniente e instalaciones de primer nivel que además de los servicios médicos albergarán áreas de comida, una estación multimodal de transporte urbano y áreas de estacionamiento.

Por Demian Duarte

El doctor Gilberto Ungson Beltrán, presentó el proyecto integral, en que se invertirán 1 mil millones de pesos para la construcción y equipamiento del hospital, pero al que se agregan otros 440 millones en obras en la zona circundante a fin de mejorar la vialidad de la zona en un plan que se buscará esté operativo en el segundo semestre del 2019 y que atenderá sobre todo a personas afiliadas al Seguro Popular, pero en el que caben todos aquellos que deseen atender ahí.

El secretario de salud enfatizó que con esas instalaciones y el equipo más moderno, en el que se tiene previsto invertir 330 millones de pesos para imagenología, tomografía y otras herramientas de diagnostico que será propios de la dependencia, por lo que se acabará la subrogación que opera actualmente en esos servicios, a la vez que se agregarán alrededor de 20 áreas de especialidad médica, incluyen un área especial para trasplantes y donaciones de órganos, en un área que constará de 32 mil metros y un edificio de 4 pisos.

“Este será el hospital más avanzado y más completo de Sonora y de la región noroeste de México, por su capacidad de atención, su equipamiento, áreas de especialidad y la calidad de sus recursos humanos”, recalcó en una rueda de prensa que se ofreció a fin de ofrecer detalles sobre el proyecto, sus alcances y como se complementará, por lo que fue acompañado por Sergio Celaya García y Héctor Miguel Ruiz Arvizu, Subsecretarios de Obra Pública y de Desarrollo Urbano de la Secretaría de Infraestructura de Desarrollo Urbano (SIDUR).

En el proyecto se incluyen área de estancia para familiares, centro de alimentos, estación multimodal de transporte al interior de la instalación sin que se estacionen en el flujo vehicular y 450 cajones de estacionamiento, así como más quirófanos y más camas, un helipuerto y especialidades médicas como radiología, neurología, cardiología, gastroenterología y muchas otras.

Dentro del hospital existirá amplias salas de espera que serán comidas y refrigeradas, porque se trata —dijo— de dignificar la estancia de la gente en las instalaciones, además de que contará con un área extremo techada para quienes requieran salir.

Todo el proyecto en un terreno de 9 hectáreas con 2 zonas especiales, una para alimentos al interior, equipada con servicios de drenaje, agua potable y luz eléctrica, que tendrá monitoreo de riesgos sanitarios, de modo que se impedirán puestos y ambulantaje en el exterior.

“Lo que buscamos es espacios dignos para pacientes y empleados, esta ha sido una gestión larga , búsqueda de costo beneficio a favor de la comunidad, habrá una gran diferencia con lo que tenemos hoy para empezar con el espacio, pues es de apenas 12 mil metros”, resaltó.

El secretario de Salud aclaró que el nuevo hospital general no se edificará sobre un nuevo terreno que se ubica en Colosio y Quintero Arce, sino en el espacio que actualmente funciona como patios del hospital psiquiátrico Cruz del Norte, mismo que es propiedad del gobierno de Sonora desde hace más de 50 años, y que tiene el uso del suelo definido para hospital.

Cuestionado respecto a la posible relocalización del proyecto, Ungson Beltrán descartó que esto pueda ser así, pues se tiene más de 2 años desarrollando el proyecto, mismo que ya fue aprobado y etiquetado así con recursos federales, por lo que pretender cambiar su ubicación implicaría volver a empezar y perder el recurso asignado al proyecto.

“Además el terreno ya es propiedad del estado y está en manos de la Secretaría de Salud, tenemos todo lo relativo a uso de suelo, permisos y hemos presentado la obra y su concepto, no crean que esto es algo de hace un mes, tenemos desde el inicio de la administración proyectando y planificando y finalmente la gestión fue aprobada y anunciada en el mes de junio”, anotó.

Gran desarrollo Hermosillo Poniente

Como complemento al proyecto del hospital que como se menciona líneas atrás implica una inversión de 1 mil millones de pesos, la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano, definió 4 proyectos estratégicos a fin de fortalecer la infraestructura del sector y resolver el problema de movilidad urbana, que implica un hospital de esas dimensiones combinado con al menos 4 nuevos edificios de oficinas y un centro comercial de grandes dimensiones que se ubicará en el terreno que está frente a lo que será el hospital.

Héctor Miguel Ruiz Arvizu, subsecretario de desarrollo de infraestructura, y Sergio Celaya García, subsecretario de obras públicas, explicaron que en esos 4 proyectos se invertirán 440 millones de pesos, iniciando con la ampliación del Bulevar Quintero Arce desde el punto actual justo en la Cruz del norte, hasta el paseo del Río, una obra de 1 mil 200 metros, que implicará una inversión de 160 millones de pesos, ya que contará con 4 carriles, puentes ciclovías y la rehabilitación del colector de aguas residuales que es el causante de los socavones y hundimientos en la zona, lo que implicará la inversión de otros 50 millones de pesos.

Al mismo tiempo se procederá a la ampliación del Bulevar Las Quintas desde el punto en que se encuentra actualmente a su conexión con el Paseo del Río Sonora, obra en la que se invertirán 20 millones de pesos.

Como punto culminante del proyecto de infraestructura que circundará el hospital, se construirá un paso a desnivel en el cruce del Bulevar Colosio con Solidaridad a fin de acabar con uno de los principales cuellos de botella en la ciudad, este proyecto con una inversión de 200 millones de pesos.

Los funcionarios resaltaron que el sector tiene un aforo vehicular de 80 mil vehículos diarios y hasta 12 mil por hora en los momentos más difíciles de tráfico, por lo que bajo las condiciones actuales esa infraestructura está rebasada.

No obstante consideraron que ampliando los puntos de desfogue, como se hará conectando al Bulevar García Morales con con el Paseo del Río a través de los Bulevares Quintero Arce y Las Quintas, se logrará mucha mejor movilidad urbana en el sector.

Explicaron que con la finalidad de no colapsar al sector las obras se iniciarán en septiembre próximo, primero la ampliación de Quintero Arce y al mismo tiempo la ampliación de Bulevar Las Quintas, mismos que se estiman culminen en 10 meses el primero, en 3 meses el segundo proyecto, y para mayo del 2018 se arrancaría con las obras de reconstrucción del colector del Colosio, obra que durará alrededor de 6 meses, para finalizar con el paso a desnivel, proyecto que arrancaría en octubre del 2018 a fin de que esté operativo para el momento en que inicie operaciones el nuevo hospital con todo el concepto integral de movilidad y desarrollo urbano de la zona ya funcionando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here