A partir del estatus de observación a finanzas estatales declarado por SHCP
Por Demian Duarte
El gobierno estatal se verá obligado a implementar nuevas medidas de austeridad y recortar gasto en áreas no prioritarias en el 2018, luego de que las disposiciones en la nueva Ley de Responsabilidad Financieras, colocara la deuda directa de Sonora en estatus de observación y le colgara un amarillo en el semáforo implementado por la Secretaría de Hacienda para tal efecto, confirmó Natalia Rivera Grijalva, jefa de la oficina del ejecutivo.
A Sonora se le puso un techo sobre el 5% de sus ingresos programables para contratar deuda en 2018, lo que supone que apenas podría tomar créditos por 121 millones de pesos.

La Jefa de la Oficina del Ejecutivo explicó que desde el comienzo de la administración actual las finanzas públicas se encontraban sumamente deterioradas.

Rivera Grijalva recordó que ante esta situación se aplicaron criterios como la norma de austeridad impuesta por la gobernadora Claudia Pavlovich, con lo que se pretende darle sustentabilidad a la situación de endeudamiento de la entidad.

“Cuando la gobernadora llega al Gobierno del Estado existía ya una condición crítica en materia de financiamiento y se han tomado medidas al respecto que le han permitido al estado enfrentar la condición económica en que se recibió entre ellos ha estado la política de restricción económica, hay una política de austeridad”, aseveró.

Natalia Rivera Grijalva explicó que con la finalidad de heredar al siguiente gobierno una administración pública menos costosa se está trabajando en una serie de fusiones entre organismos descentralizados y otras instancias, reduciendo de esta manera los costos operativos.

“Está caminando un proceso de fusiones de organismos públicos descentralizados de tal suerte que cómo dice la gobernadora en su momento ella entregue una administración pública mucho más esbelta, más ágil y más barata que la que recibió”, expresó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here