El exgobernador Guillermo Padrés Elías fue señalado en un reporte del periódico Reforma de la Ciudad de México como quien ofreció protección a una red de grupos el narcotráfico que operaban en Sonora durante su administración, hechos en los que se menciona también al actual diputado local Javier Dagnino Escobosa.

Demian Duarte
El periódico Reforma, asegura tener en su poder un expediente en el que Gualberto Gastélum López, presunto integrante del Cártel de Sinaloa, entregó recursos a través del empresario David Alfonso González Morillas para financiar la campaña de Padrés Elías en el 2009.

A partir de esa asociación una vez en el poder, el exgobernador, quien actualmente sigue una serie de procesos preso en la capital del país, habría tejido una red de complicidades para proteger las operaciones de grupos delictivos dedicados al trasiego de droga por territorio de Sonora.

En el mencionado expediente que obra en poder de la Procuraduría General de la República y forma parte de la serie de investigaciones que hay contra el ex mandatario estatal, Gastélum López, detenido en junio de 2015 en Hermosillo y quien confesó ser el vínculo del Cártel de Sinaloa en Sonora, reveló la protección que recibió durante la Administración de Padrés.

Gastélum aseguró tener una relación de amistad y negocios con el empresario David Alfonso González Morillas a cambio de contratos de obra pública.

Según testimonios de Gastélum en la averiguación previa PGR/SON/HER/-I/273/2015, éste entregó 20 mil dólares a la semana para tener la protección de la Policía Estatal Investigadora de la SSP y de los mandos de C-4, en esa fecha encabezado por Javier Dagnino, actual diputado local por el PAN.

También ventiló que apoyó al Gobierno de Padrés con 40 millones de pesos para terminar la construcción de un estadio de beisbol -que hoy es sede de los Naranjeros de Hermosillo y fue inaugurado el 1 de febrero de 2013 en la Serie del Caribe- a cambio de un terreno sobre avenidas de alta plusvalía en Sonora.

Dicho terreno es de 29 hectáreas y en el se construyó una casa tipo hacienda de grandes dimensiones la cual ya fue incautada, lo mismo que otros terrenos en la misma zona en los que tenía negocios de compra y venta de autos.

Además Gualberto Gastélum reveló a la PGR que pagaba a funcionarios de Padrés 20 mil dólares semanales para poder enviar hasta 100 kilogramos de cocaína colombiana a Estados Unidos sin ser molestado por autoridades estatales.

Entre los funcionarios a los que involucró el capo están Roberto Romero López, ex Secretario de Gobierno; Ernesto Munro Palacio, ex Secretario de Seguridad Pública; Javier Dagnino Acuña, ex director del C4, y Roberto Dagnino Acuña, cuñado de Padrés.

Según el expediente, que estaba abierto desde marzo de 2015, cuando Gastélum fue detenido se atrincheró más de 11 horas en su casa de Residencial Los Lagos mientras negociaba que lo comunicaran con Padrés, pues consideraba que todo era un error.
En el expediente quedó asentado que antes de entregarse intentó sobornar con un millón de dólares a los agentes que participaban en el operativo.

Hasta el momento solo el diputado Javier Dagnino ha desmentido los señalamientos en su contra, reclamando a los medios que ha divulgado la información de Reforma el derecho de replica y señalando que no tiene conocimiento alguno y de los hechos y dichos ahí señalados que la publicación de dicha información le causa un agravio a su vida familiar y en su desempeño como legislador del estado de Sonora y en su imagen, por lo que reclama se publique una aclaración en torno al tema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here