Pasión por los Negocios… Las no denuncias

0
24

Pasión por los Negocios

Demian Duarte

Las no denuncias

PHOENIX, AZ.- Si no lo hubiera escuchado de boca del propio fiscal anticorrupción Odracir Espinoza, no lo hubiera creído de tan absurdo y totalmente negado a lo que se debe hacer.

El hecho es que si usted ha escuchado esa voz de parte de algunos liderazgos señalando que a los alcaldes de las anteriores administraciones, sean del PRI o del PAN, nadie los tocado ni con el pétalo de una orden de presentación, ya no digamos una orden de aprehensión, es porque o no existen las denuncias correspondientes, o porque la valiente denuncia no pasó de ahí y lugo los gobiernos en función no aportaron pruebas suficientes para encausar a sus antecesores.

Y no son pocos casos, el fiscal anticorrupción enlistó a los ex alcaldes de Hermosillo, Guaymas y Navojoa, es decir Alejandro López Caballero, Otto Claussen y Héctor Natanael Guerrero, como los que no tienen denuncia alguna en su contra a pesar de que se insiste en de parte de los actuales gobernantes de esas ciudades Manuel Ignacio Acosta, Lorenzo de Cima y Raúl Silva Vela, que sí las cosas están mal en sus ciudades, es por el desgarriate que les dejaron. También se mencionó el caso de Puerto Peñasco y el de Caborca, donde Kiko Munro ni Karina García, han denunciado más allá de lo mediático a sus antecesores.

En estatus más avanzado están los municipios de Nogales y Agua Prieta, donde Cuauhtemoc Galindo y Héctor Rubalcaba si denunciaron a sus antecesores, Ramón Guzmán e Irma Villalobos de Terán, pero no le dieron seguimiento a sus denuncias, es decir no aportaron pruebas suficientes para encausar a sus malvados antecesores.

Y así simplemente no se puede, con que cara andan los panistas exigiendo que se persiga a los exalcaldes del PRI, y que no solo se haga ese ejercicio de rendición de cuentas contra los integrantes del padresismo, incluido el ex gobernador, si los alcaldes supuestamente agraviados, simplemente no han aportado las denuncias o al menos materia suficiente para actuar.

Tengo entendido que ayer por la tarde Lorenzo de Cima Deworak, presidente municipal de Guaymas junto mucha determinación y se presentó en las instalaciones de la FAS para denunciar a Otto Claussen, y está bien hecho, el detalle es que se tardó 20 meses.

Ahora falta que Kiko Munro y Raúl Silva Vela hagan lo propio.

En el caso del alcalde de Hermosillo, que tanto se ha quejado en los medios por el desastre que se encontró y por que se desaparecieron 50 millones de pesos que según las cuentas de la anterior administración se le inyectaron al parque La Sauceda, simplemente no encuentro un argumento que justifique el por qué de su no denuncia.
Si las cosas estaban tan mal cuando llegó, lo razonable era que denunciara directamente a su antecesor y no a 15 funcionarios menores de la administración municipal.

La verdad es que para exigir justicia en los niveles en que se ha hecho, es importante que se denuncie, sin denuncias no se pueden abrir investigaciones y sin esos procedimientos es imposible que la autoridad actúe.

Es vox populi lo ocurrido en muchas administraciones municipales entre 2012 y 2015, sin embargo por más que raterías, excesos ty saqueos sean conocidos por los ciudadanos, eso no alcanza para que la autoridad actúe.

Ahora si ni siquiera las autoridades denuncian los presuntos delitos cometidos en contra del patrimonio de los ciudadanos de este estado, me preguntó yo con que cara, le piden a los ciudadanos comunes y corrientes que asuman la cultura de la denuncia.

Simplemente no se les entiende.

***

Me encuentro en la capital del vecino estado de Arizona invitado por mis amigos de la Comisión Arizona-México para cubrir lo que tiene que ver con la “Cumbre de la Megarregión”, evento en el que participarán la gobernadora Claudia Pavlovich y su homologo Doug Ducey, además de las comunidades de negocios de Sonora y Arizona, y mire, aquí el ambiente es de optimismo, en Arizona existe la creencia de que las amenazas con que llegó Donald Trump, de que destruiría el TLC y pondría un muro en la frontera, ya se desvanecieron en el aire como polvo de hadas y desde acá se ve el momento de la relación binacional, como el preciso para ir más lejos en la integración económica.

El modelo de relación establecido con Sonora a través de la “Megarregión” parece ser la fórmula que se ha elegido.

Así que desde aquí le cuento.

 

Correspondencia a demiandu1@me.com
En Facebook Pasión por los Negocios
En Twitter @demiandu

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here