El arte de los consensos legislativos

0
17

Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

No deja de tener importancia y un alto impacto en la vida institucional del estado el trabajo, pero sobre todos los resultados que emanan de la capacidad que tiene el poder legislativo del estado para ponerse de acuerdo. Hay diferencias claro, hay oposición y existe el grupo del partido gobernante, sin embargo a pesar de esto, los distintos grupos se las han arreglado para empujar la agenda tanto política como institucional.

El día de ayer salieron un par de temas muy trascendentes por unanimidad, me refiero a la primera de un conjunto de 7 leyes relacionadas con el sistema estatal anticorrupción, pero que en este caso reviste una importancia trascendental pues se trata de la Ley que norma la creación de la nueva Fiscalía General del Estado, un tema mucho muy relevante, pues representa un cambió estructural en el esquema de procuración de justicia.

Por supuesto existe el tema de coyuntura, en esa estructura se incluyen dos fiscalías altamente especializadas como es la Fiscalía Estatal Anticorrupción y una Fiscalía en Delitos Electorales, que usted ya sabe como se las gastan los partidos políticos cuando se trata de disputarse el poder. El tema de la FAS y su reciente y presunta inconstitucionalidad decretada por una juez federal al concederle la razón en uno de sus muchos juicios de amparo al ex gobernador Guillermo Padrés, se convirtió en el tema político del momento.

Sin embargo es importante decir dos cosas, para empezar habrá una impugnación a ese fallo de parte del gobierno estatal, pues la creación de dicha instancia se hizo conforme a la norma que operaba en septiembre del 2015 y usted ya sabe eso de que las leyes no son retroactivas.

Aún así, en medio de ese debate que puede tomar meses definir, creo que al final del día las modificaciones aplicadas en la estructura y sustento jurídico de la famosa FAS, serán más que suficientes para acabar con ese jaloneo absurdo en donde se busca castigar a la autoridad en lugar de los responsables de actos de corrupción y latrocinio en contra del patrimonio del estado, lo que de plano no tiene sentido, y tampoco tiene mamá.

Sin embargo ese es un tema de coyuntura, menor si usted quiere, porque como le advierto, el paquete de cambios y modificaciones acordado este jueves 23 de marzo por los integrantes de la 61 Legislatura, adaptan y dan una consistencia legislatura y jurídica, a lo que en su momento se formó por decreto del poder ejecutivo.

Más allá de esa cuestión, será apropiado revisar y entender a cabalidad el tipo de cambio que se viene propiciando en Sonora a la hora de crear la Fiscalía General del Estado, que sustituirá a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Sonora, y no porque contenga un cambio del actual titular Rodolfo Montes de Oca (que no lo trae), sino porque viene a marcar la diferencia entre una estructura anacrónica de policías judiciales y agentes del ministerio público que operan como en la era de las cavernas, a una que es autónoma y que deberá tender por fuerza a profesionalizarse y modificar lo que pudiéramos llamar los usos y costumbres en la procuración de justicia.

A partir de este cambio, tal como operó con la implementación del nuevo sistema de justicia penal, se tendrán que dar algunas adaptaciones importantes, dotar de presupuesto suficiente y entrar en una fase de transición, que debe tener como resultado la certeza de que habrá mayor eficiencia y claridad en la manera en que se persiguen los delitos, el modo en el que se da seguimiento a las denuncias de parte de las víctimas y la forma en que los agentes del ministerio público, especializados o no, actúan para poner en manos del poder judicial a los responsables de crímenes de toda índole.

Estos cambios son posibles en este momento precisamente gracias al acuerdo que se ha generado entre las fuerzas que integran la 61 Legislatura y habrá que reconocer a los 33 diputados la madurez política y entendimiento del momento y oportunidad histórica que tienen, para ser recordados por su productividad capacidad de aprobar leyes, y no por la manera en que se pelean y hacen prevalecer sus intereses particulares o de grupo.

Ahí hay varios artífices del avance, por supuesto los coordinadores tienen lo suyo, y en este caso Epifanio Salido Pavlovich, Luis Serrato Castell y Fermín Trujillo Fuentes son las bujías que mueven la dinámica del Congreso.

No obstante David Palafox, presidente de la Comisión Anticorrupción ha tenido un papel esencial en el proceso, lo mismo que Lisette López Godínez, la presidenta de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales.

Sin embargo me atrevería a apuntar aquí que los avances consistentes, claros y unánimes que propicia el Congreso del Estado se debe a la totalidad de sus integrantes.

***

Interesante la decisión de los socios de la Cámara de Comercio de Hermosillo, de elegir a Mirtha Alvarado como presidenta de ese gremio para el periodo 2017-2018. Se trata apenas de la segunda mujer que llega al cargo, después de Myrna Rea de López y se une a Ana Karina Maldonado, actual presidenta de la Cámara de la Industria de la Construcción como dos mujeres empresarias que están en cargos de liderazgo.

Dicen que tiempos traen tiempos y hoy en día en Sonora corren vientos de cambio a propósito del rol de las mujeres, comenzando claro por Claudia Pavlovich Arellano, que al llegar al cargo de gobernadora hace más de 18 meses, dejó abierta la puerta para que más damas pudieran y puedan empoderarse.

Hoy las mujeres quieren ser alcaldesas, diputadas, senadoras, gobernadoras y empresarias, y quieren empujar nuevos cambios en la estructura d nuestra sociedad que por fuerza tiene que ser incluyente y dejar atrás atavismos y pretendido roles de género.
La decisión de los integrante de la Canaco es muy interesante y oportuna.

 

Correspondencia a demiandu1@me.com
En Facebook Pasión por los Negocios
En Twitter @demiandu

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here