El senador del PAN por Sonora, Francisco Búrquez Valenzuela reiteró que es necesario adelgazar el gasto del gobierno y en todo caso poner el dinero en manos de la sociedad.
Dijo que el gobierno es muy mal administrador y que el dispendio y exceso son sus marcas particulares, dado que consideran los administradores que el dinero es suyo.

Por Demian Duarte
En ese criterio dijo que su apuesta es quitar el uso del dinero a los políticos que siempre hacen malos manejos, para entregárselo a las familias y así estimular la economía interna del país.

En entrevista el legislador sonorense consideró que la única solución al desarrollo de México es que el dinero esté en manos de la gente y no de los políticos quienes lo malgastan.

Consideró que el gobierno como rector de la economía es terrible, ¿qué van a saber los políticos o los burócratas en un escritorio de esa gran diversidad humana y esa gran capacidad de los emprendedores de un país?, cuestionó.

“Necesitamos que el dinero ya no esté en las manos de los políticos, del presupuesto público, que no lo gasten los gobernantes, porque lo gastan muy mal, no funciona para nada, casi todo lo que hace el gobierno lo hace muy mal”, apuntó.

Necesitamos —añadió— que ese dinero esté en las manos de las familias, porque cuando estas tienen más dinero la economía interna se activa, pero también en manos de las empresas para que generen inversión que es la única manera de generar oportunidades de empleos y de mejores salarios.

“Así como los partidos están en peligro de extinción, yo creo que la forma de gobierno que tenemos hoy también se va a extinguir”, vaticinó el senador sonorense.

Indicó que más responsabilidades van a pasar a la sociedad civil, pues a los ciudadanos no les conviene que el gobierno se haga cargo de lo que ellos pueden hacer, porque el gobierno, además de corrupto, es muy malo para gastar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here