Por Brisa Retano

HERMOSILLO,. Son.- A pesar del anuncio que haría la gobernadora Claudia Pavlovich de presentar el tema de alza en los combustibles en la próxima reunión de la CONAGO, el descontento entre los sonorenses ante el “gasolinazo” sigue latente, pues las movilizaciones ciudadanas continúan en diferentes lugares del estado.

En la frontera sonorense las posturas se radicalizan, pues en Nogales los bloqueos se realizaron en las vías del ferrocarril que cruzan hacia Estados Unidos, específicamente al estado de Arizona y la toma de las instalaciones de las aduanas federales, dejando el libre el paso de todos los ciudadanos que ingresan del vecino país, y no permitiendo que los agentes aduanales realicen la aplicación de impuestos de importación de productos, si éste fuera el caso.

Inicialmente se tomaron las instalaciones del lado mexicano de la garita de Nogales, que es conocida por el enorme flujo vehicular que de manera cotidiana sigue, sin embargo centenares de nogalenses decidieron trasladar la protesta a la garita Mariposa, en donde el tráfico vehicular es más intenso.

En esta misma ciudad fronteriza, decenas de mujeres decidieron interponerse en las vías del tren que cruza por el centro de la ciudad y en el que se trasladan millones de dólares en mercancías manufacturadas en Hermosillo y otras ciudades del estado, como medida de presión, obstruyendo el paso a un total de tres convoyes del ferrocarril.

La actitud de la policía fiscal fue de dejar actuar a los manifestantes, así como las autoridades municipales decidieron garantizar el derecho de manifestación.

De esta forma, los inconformes con el gasolinazo en este estado, continúan con tomas de las casetas de cuota de la carretera federal México 15, a cargo de CAPUFE, también con el bloqueo de las instalaciones de la Agencia Fiscal del Estado, ubicado en Hermosillo y la presencia de un grupo de hombres a caballo frente a Palacio de Gobierno y el recinto del Congreso del Estado.

Ahí este grupo de habitantes de las zonas rurales de Hermosillo dejaron claro, que no pertenecen a ningún partido político, ni algún movimiento en particular, comentaron que ellos están con el pueblo y con los ciudadanos; y que representaban a quienes no podían en ese momento manifestar su inconformidad ante las alzas en los combustibles y otros productos, como los alimentos.

En Sonora las movilizaciones se extendieron por distintos lugares, donde el blanco favorito fueron las tomas de las casetas de cobro de Navojoa, Ciudad Obregón, Guaymas, Magdalena de Kino y Hermosillo.

En las casetas de peaje la acción fue impedir el cobro y dar el paso libre a los automovilistas, estos últimos se sumaron a la protesta tocando los claxon de sus autos y levantando su pulgar en señal de aprobación de las medidas tomadas por los ciudadanos.

En la fronteriza ciudad de San Luis Río Colorado la protesta ciudadana fue una acción de toma del Puente del Río Colorado que es el cruce  entre Sonora y el estado de Baja California, y en donde opera otra caseta de peaje; de igual forma los sanluisinos salieron a realizar la toma simbólica de algunas gasolineras, tal como se ha realizado en otros ciudades de este estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here