El Financiero/Brisa Retano

HERMOSILLO.- Mario Cuén Aranda, tesorero en el gobierno de Guillermo Padrés Elías, evitó su aprehensión al presentar un amparo ante los agentes de la Procuraduría General de la República.

El extesorero es acusado de corrupción, desvío de recursos del fuero federal y enriquecimiento ilícito, y de quien se presume habría defraudado por montos de mil 200 millones de pesos al erario público de Sonora.

Cuén Aranda obtuvo la suspensión provisional contra actos de autoridad, con el juicio de amparo 1411/2016 concedido por el Juzgado Tercero de Distrito.

Su abogado, Pedro Ciapara, exhibió las suspensiones provisionales ante los agentes federales que le decían tener una orden de aprehensión en su contra dictada por el juez 11 de Distrito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here